Miércoles, 2 de setiembre del 2009

Insólito: exigen renuncia de dirigente de transportistas que se negó a pagar cupos a mafias de extorsionadores en Chiclayo.

Destruyen ocho laboratorios clandestinos de producción de droga en Tingo María.

Mujeres indígenas se capacitan en nuevas tecnologías de comunicación en taller realizado en Lima.

Grupo Cinco se une a campaña “Recíclame, cumple tu papel”.


Aproximadamente cien conductores de transporte público que cubren la línea Chiclayo-La Pradera, exigen al presidente de la directiva, Javier Benesenes, que deje su cargo. Señalan que él sería responsable de la muerte del chofer que fue calcinado vivo en su vehículo por pandilleros vinculados a mafias de extorsión, por no pagar la cuota pactada. Por su parte, Benesenes dijo que el caso lo ve la policía e indicó que se está apoyando a la familia del transportista asesinado. Lo insólito es que, pese a que estarían avalando un delito, los conductores insisten en la negligencia del propietario de la empresa por no pagarle a la mafia que opera desde el penal de Picsi.


Mira estas noticias relacionadas:

Un comentario en “Miércoles, 2 de setiembre del 2009

  1. skip to main | skip to sidebar El Solitario de Sayan

    Este blog Acceso desde aquí Mi lista de blogs Internet
    Este blog

    Acceso desde aquí

    Mi lista de blogs

    Internet

    miércoles 2 de septiembre de 2009
    COMBATIR LA DELINCUENCIA

    COMBATIR LA DELINCUENCIA

    Por que amenaza reducirnos por el temor colectivo, ante sus repetidas acciones delictivas, en banda, con armas, violencia desatada, con desprecio a los demás valores humanos, no solo se apoderan de lo ajeno, sino que humillan a las victimas, cometiendo concurso de delitos contra la persona, secuestro, lesiones seguida de muerte, violación sexual, abusando del número de agentes armados, poder de decidir la muerte del prójimo, del anonimato en su actuación, del factor sorpresa-terror, que nos amenaza, intimida, paraliza, nos contagia, en nuestra condición de transeúntes, pasajeros en la vía publica, transporte publico y hasta en el centro de trabajo, en las viviendas, no existe limites para su actuación ilícita.
    Las medidas de Seguridad Ciudadana, son selectivas, temporales, insuficientes para controlar las acciones de bandas y pandillas de jóvenes, adolescentes que invaden barrios, calles y plazas, que salen de cacería, para tomar lo ajeno, doblegando toda resistencia a su ímpetu salvaje, actúan bajo la influencia de droga, alcohol y mezcla de necesidades, arriesgando la vida, integridad física, libertad, sin reparos sobre los resultados de sus actos y hechos.

    Los operativos policiales llevados a cabo en el Puerto del Callao y la ciudad de Chiclayo, son ejemplares, merecen del apoyo de la ciudadanía de la prensa, era necesaria una respuesta colectiva ante las acciones vandálicas de controlar barrios , e imponer la hegemonía mediante la ley del terror delincuencial, que no respetan a la persona humana, sus valores y patrimonio , pues los vecinos habían perdido las garantías para vivir con tranquilidad, bienestar y seguridad de sus familias, a dichos operativos, en los que se capturado a los capos, taitas, discípulos y aprendices, deben concurrir los agraviados a denunciarlos, para sostener la denuncia y acusación ante los tribunales, sino saldrán libres muy pronto, debemos acabar con estos Barrabases, que pretenden burlar la ley y el orden , seguir parasitando y viviendo al margen de la ley , a punta de navaja y de la bala , que deben pagar su deuda con la sociedad, que ahora desean su libertad y lloran como mujeres, lo que no han sabido defender como hombres, con trabajo, dignidad por su familia, y el prójimo, se han convertido en amenaza publica y hay la obligación de castigarlos, para que cambien o mueran en el intento

    .
    Estas bandas armadas necesitan para su actuación competitiva, de la publicidad, que las ofrece cada día la prensa amarilla, que hace apología de hechos de barbarie que contagia y vende, es la crónica roja, el cáncer que se condena, pero avanza , porque no le ponemos la atención y la puntería .

    Para enfrentar esta plaga, se requiere de la respuesta unida, de los vecinos, del publico, que debe ser solidario, ayudar a las victimas de hurto, robo, a no arriesgar la vida y seguridad de los demás, los bienes apropiados se pueden recuperar ,la vida y tranquilidad no, hay valores en conflicto en esta aventura que se deben cautelar con prioridad, para no perder la perspectiva, principios y creencias humanas, el valor supremo que hay que cuidar es la persona humana el patrimonio es lo accesorio , lo secundario, eso no vamos a llevar a la tumba , esa es una premisa que debemos aceptar, practicar, tener en cuenta, hay que cuidar la vida propia y ajena, no debemos, poner en riesgo la de los demás, la de niños, mujeres, ancianos, espectadores, para cuidar, amparar lo atesorado, que para eso existen los seguros, sistemas de vigilancia, profesionales de la investigación, fuentes de información que sustentaran la captura, detención de los infractores de la ley , para la recuperación de bienes, formulación de la denuncia y proceso penal. Esa es la secuencia regulada para la sociedad por el estado de derecho, por tanto debemos mejorar los medios de control, de combate contra la delincuencia, de fortalecer los órganos de vigilancia y represión del delito y autores, de la eficacia y celeridad en los procesos penales, de la eficacia en la seguridad y rehabilitación en los penales para que el sistema funcione, y no sea un gasto mas, para mantener encerrados a los criminales, un engaño colectivo mas, razón demás para que la delincuencia y el delito crezca, se expande y nos amenaza.

    La delincuencia no solo se combate con leyes represivas, que identifique las conductas delictivas para agravar las penas, la reincidencia, limitar y prohibir los beneficios penitenciarios, la construcción de nuevos penales, sino el sentido y contenido del castigo, de la vendetta al reo sometido a penas infamantes sin objetivo, ni resultados que interesen a la victima, a la sociedad y al estado, pues debe disponer de parte importante de su presupuesto para tenerlos encerrados, vigilados, mantenidos en los penales sin hacer nada, donde para tenerlos ocupado, circula la chicha fermentada, la droga y carne humana, como negocio de los taitas. La política criminal no responde a las exigencias y necesidades del país, es una mala copia de lo que hicieron hace 150 años en los países civilizados que ejecutaron a millones de judíos, atropellaron naciones y consideran a los delincuentes enemigos que hay que exterminar, y no enfermos sociales, producto de la marginación social, de sus familias, del estado, que tienen con responsabilidad sobre el panorama actual.

    El Solitario de Sayán- Huacho 02 de Setiembre del 2009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.