Expertos y artesanos defienden nacionalidad peruana del ekeko

La polémica se desata nuevamente por las declaraciones del presidente boliviano Evo Morales, al señalar que el personaje andino que atrae la suerte les pertenece. Dicha posición causó sorpresa, sobre todo entre artesanos puneños. “El ekeko es de la cultura pre-inca, nace de la cultura Tiahuanaco. Antiguamente no existía Bolivia, era el alto Perú y también es de los peruanos y bolivianos. Nace desde un diocesillo de Tulupa, que es un diocesillo que adoraban nuestros antepasados. Cuando llegaron los españoles prohibieron toda la clase de rituales, prohibieron que adoren a sus dioses. Ellos se resistieron a perder esta cultura. Ahí nace la mezcla de dos culturas por eso lleva la ojota que representa lo andino y el terno que es de los españoles…”, dijo la artesana puneña Lidia Cortez.

Por su parte, Omar Aramayo, autor del libro Antología del Ekeko, sostiene además que “el ekeko es absolutamente peruano. No creo que en 180 años se pueda inventar una deidad, una religión. Este ser supremo tan extraordinario por lo menos debe de tener entre 15 y 20 mil años de antigüedad. Deben de manejarse mapas culturales antes que mapas políticos o geográficos”. El ekeko, en las regiones andinas es considerado como una especie de Papa Noel, un personaje que camina de pueblo en pueblo regalando lo que la gente necesita.

A través del tiempo, el Ekeko, o Kiko, como lo denominan en algunos lugares de Puno, ha ido evolucionando en el tiempo. Antes, por ejemplo, al muñeco se le colocaban frijoles y verduras; mientras que, ahora, se le decora con laptops, automóviles, casas y dinero. Los artesanos que revaloraron el origen del Ekeko participan de una Feria Campesina, que se desarrolla en el Campo de Marte en Lima y estará abierta hasta este seis de septiembre. Allí se podrá encontrar al Ekeko más grande del Perú y poder pedir el deseo que guste.

A continuación, el decálogo del Ekeko.

Decálogo del Ekeko

Soy chiquitito y barrigón
Más gracioso que bufón
Voy al campo y a la ciudad
Bienestar y felicidad

Mi fortuna es para todos
Doy al pueblo de mil modos
Salud, dineo y amor
Y adiós desgracia y dolor

Cargando regalos voy
Alegre, dichoso estoy
Ven, mi fiesta es alasitas
Ahí con fe me solicitas
Si feliz tú quieres ser
Ahí comprar tu deber
Compra y haz que lo bendiga
Plata y suerte te persiga
Soy la dicha popular
La fortuna del hogar
A comprar con devoción
Y a ganar mi bendición.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.