Obispo castrense pide que se acabe la violencia del narcotráfico y el terrorismo en visita a Tingo María

El obispo castrense, monseñor Salvador Piñeiro, efectuó una visita a las diferentes bases militares y policiales asentadas en la zona del Alto Huallaga, y tras expresarles un mensaje de reconocimiento por la labor que realizan, pidió que se acabe de una vez la violencia del narcotráfico y el terrorismo.

El religioso ofreció una misa en la parroquia Santa Teresita del Niño Jesús, en Tingo María, a la que se dieron cita los altos mandos del Ejército Peruano y del Frente Policial Huallaga. En el acto la autoridad eclesiástica resaltó la figura del hombre que recibió las armas del Estado para la defensa de la sociedad y encomió el sacrificio que constituye servir a la patria haciendo frente a la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo.

Concluidos los actos litúrgicos en Tingo María, el prelado continuó su recorrido hacia Aucayacu en donde ofició una misa por la semana de la virtud policial en el patio de honor de la comisaría del distrito.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.