Incendio en el cerro Quisapata, en Abancay, arrasa con cincuenta hectáreas de bosque

La imprudencia de un vecino originó un incendio en el cerro Quisapata. El siniestro consumió cincuenta hectáreas de terreno. Los bomberos de Abancay y Tamburco, así como efectivos de la Policía Nacional y de Defensa Civil llegaron hasta la zona para sofocar el incendio.

El fuego comenzó durante el día y después de casi cinco horas de trabajo, fue sofocado. Ello evitó que el cerro tutelar de Abancay se quemase en su totalidad.

Esta situación de emergencia reveló la falta de personal y material logístico que permita lidiar con incendios u otros desastres, sobre todo ante la negligencia en la que incurren pobladores de la zona.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.