Comunidades afectadas por la violencia piden reparaciones individuales rápidas a Premier Velásquez

En el marco del Día Internacional de la Paz, la presidencia del Consejo de Ministros, a través del Programa de Reparaciones Colectivas, entregó de forma simbólica cheques por 31 millones de soles, monto que ya ha sido repartido entre 310 comunidades que fueron afectadas por la violencia terrorista. “Esto muestra esta alianza que debe afirmar la paz en nuestro país”, dijo Javier Velásquez Quesquén, Jefe del Gabinete Ministerial. Por su parte, Teófila Teccsi Palacios, Presidente de la Comunidad de San José de Arapacancha, señaló que “hay una herida en el alma que toda la comunidad recuerda siempre acerca de este tema”.

Con el dinero entregado se han financiado 312 proyectos en Huancavelica, Ayacucho, Cerro de Pasco, Apurímac, Huánuco, Junín, entre otras regiones. Asimismo, se destinó más de 13 millones de soles para el VRAE, zona en la que viven 250 comunidades nativas y en donde aún operan remanentes senderistas. Por ello, el primer ministro ratificó la voluntad del Gobierno de honrar los compromisos asumidos respecto a las reparaciones tanto individuales como colectivas. En ese sentido, anunció que “hemos adelantado las metas, que debieron cubrirse a diciembre lo hemos adelantado ahora. El próximo año están garantizados los recursos como también estarán garantizados para cumplir con el Plan de Reparaciones Individuales”, mientras que Teófila Teccsi pidió “reparación individual rápidamente a todos los afectados sin tanta burocracia, sin tanta gestión”.

Luego de vestir al jefe del gabinete ministerial como un ekeko, Marcelino Paucca Cancho, el alcalde del distrito de Carmen Alto, en Ayacucho, hizo un pedido especial: “La Amnistía a nuestros Ronderos, porque a través de ellos podemos encontrar pacificación. Pero si no hay ello, hay heridas que quedan en las comunidades campesinas porque hay Ronderos que por luchar están presos”. Por su parte, Fernando Ruiz Villalobos, jefe de la comunidad nativa de Mazamarí en Junín recordó que durante la violencia terrorista murieron alrededor de 930 asháninkas, quienes en su mayoría se sumaron a las Fuerzas Armadas para hacerle frente al grupo terrorista.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.