Realizan premiación a funcionarios destacados por su defensa del medio ambiente

Con más de 30 años de actividad, además de fundador y pionero de la Reserva Nacional del Manu, Ruperto Mejía Chachón, recibió el premio Para la Conservación Carlos Ponce Prado en la categoría “Guardaparque destacado”. El premio consta de un incentivo de dos mil quinientos dólares y un paquete turístico. “He trabajado desde 1977 hasta el 2000, durante este tiempo llegué a transportar a todo personal: científico, estudiantes, investigadores”, contó Mejía.

Asimismo, en la categoría de “Artífice de la Conservación”, la galardonada fue la bióloga Karina Pinasco Vela, oriunda de San Martín. Ello en reconocimiento a su labor y trayectoria al servicio de la conservación de las áreas protegidas del Perú. El incentivo consistió en 5 mil dólares. “Hemos decidido invertir para hacer la primera piedra de la construcción de lo que será el Centro de Investigaciones de los Andes de la Amazonía, que es parte también de nuestra concesión para la Conservación Alto Huayabamba que queda en San Martín”, dijo, por su parte, Karina Pinasco Vela, Directora Ejecutiva de la Asociación Amazónicos por la Amazonía (AMPA).

Mientras que Pablo Javier Venegas Ibáñez fue galardonado en la categoría de “Joven Profesional Destacado” con un incentivo económico de dos mil quinientos dólares. Venegas es un joven comprometido con la investigación y conservación de la diversidad biológica del Perú. Actualmente está describiendo 6 ranas y tres especies de lagartijas, todas nuevas para la ciencia. El Premio Para la Conservación Carlos Ponce del Prado, constituye una manera de honrar la labor y legado que dejó el Ing. Carlos Ponce del Prado, incentivando a las personas que trabajan activamente en alcanzar objetivos en bien de conservar la diversidad biológica.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.