Alumnos y docentes exigen servicios higiénicos especiales y rampas para discapacitados en colegio de Pucallpa

Christopher Cabeza Rojas, de 13 años, cursa el primero de secundaria. Padece una enfermedad que lo ha postrado en una silla de ruedas y acude a la escuela junto a su hermano quien se encarga de cuidarlo. El Colegio Nacional de Yarinacocha ha preparado una rampa para que el estudiante pueda ingresar a su aula; pero para que Christopher acuda a los servicios higiénicos tiene que ser ayudado por otros alumnos.

Compañeros de Christopher demandan que en el nuevo proyecto que está realizando el gobierno regional se contemple la infraestructura para personas con discapacidad, a fin de facilitar el desplazamiento de estudiantes con limitaciones físicas. Este niño es muy activo y, por ello, requiere de espacios habilitados para poder integrarse a las actividades que realizan sus compañeros.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.