Entrevista a Fernando Arias: “Los estatutos del APRA deben respetarse absolutamente”

La campaña por el cargo de la nueva Secretaría General del Partido Aprista Peruano va tomando forma, entre rodeos, puyas indirectas y críticas abiertas, que con frecuencia tienen en el centro al actual titular, el congresista Mauricio Mulder. Según se anunció, faltan tres meses y medio para los comicios, que ganarán importancia al realizarse en una crucial temporada electoral a nivel nacional. Hace unos días publicamos la entrevista a un candidato al puesto, el militante Fernando Arias. Vean la versión completa:

Juan José Beteta: ¿Cuándo son las elecciones para secretario general del Partido Aprista?
Fernando Arias: Acaba de anunciarse que las elecciones son para los días 18 y 19 de febrero del próximo año.

¿Hubo algún retraso?
Ha habido un retraso muy marcado, en verdad. Se han dado muchas explicaciones, pero seguimos creyendo que esas campañas a propósito de la elección del nuevo Comité Ejecutivo Nacional debe llamarnos a la reflexión, precisamente para que no se den esas tardanzas. En el Mitin de la Fraternidad de este año, se anunció que el 9 de octubre y bueno, este octubre se ha anunciado que se va a hacer en febrero. Confiamos porque siempre hay circunstancias que dificultan poner en práctica lo que uno se propone, pero confiamos, sinceramente, que esta vez se va a llevar a cabo, casi para el día de la fraternidad.

¿Cuáles son las tendencias que se vislumbran? Entiendo que está tu candidatura, pero antes de hablar de ella, nos gustaría saber qué otros grupos o corrientes de opinión hay en el APRA…
En verdad, como en todo movimiento humano hay tendencias, en los movimientos políticos, también. En el APRA, también. Lo que pasa es que la ausencia de Haya de la Torre ha hecho que se confundan las cosas. No se trata de que un grupo de gente del partido esté tras una persona y otro grupo tras otra. Una cosa es la tendencia de cómo actuar frente a un problema, a vicisitudes del momento. Otra cosa es que aparezcan los personalismos, que estamos dispuestos a frenar porque de alguna forma siempre se desatan cosas así. Sobre todo cuando se ha interrumpido un poco lo que era la escuela del partido. Nos interesa muchísimo que no hayan más perturbaciones en cuanto son cumplimientos obligatorios de acuerdo a los estatutos partidarios. Pienso que el Congreso debió llevarse a cabo un año atrás, pero bueno, luego argumentaron que había que hacer modificaciones porque ya no era uno, sino dos secretarios colegiados. En fin, son cosas que se han dado, tampoco hay que resentirse por eso. Hay que aprovechar que se ha hecho la convocatoria, para que ahora sí se cumpla con la fecha.

Ahora perteneces al Buró Nacional de Conjunciones de Víctor Raúl Haya de La Torre. ¿Puedes explicarnos qué entidad es?
El jefe del partido, como fundador, como origen, como centro del movimiento, siempre pensó que era necesario entrelazar generaciones, de manera que el partido pueda garantizarse su subsistencia, su permanencia, su vigencia. El año 69, él regresa de Europa, allí había estado el año anterior el general Velasco. Haya de la Torre, no se quedó fuera, como era lo más cómodo, sino que volvió a hacerse cargo de su partido. Él tenía 74 años, entonces, era un hombre mayor y la generación fundadora estaban por edades similares. Él se dio cuenta que era necesario darle un nuevo impulso al partido, especialmente a las nuevas promociones en el partido. Entonces, creó por tercera y última vez lo que se llama hoy Buró Nacional de Conjunciones. Este equipo llegó a tener 16 miembros alrededor de los últimos 11 años de la vida de Haya de la Torre. Fue una ardua tarea de formación, estuvimos todos los días hasta el final de la vida de Haya. Y algunos de los miembros más destacados de ese Buró de Conjunciones, son Alan García, Hilda Urízar, la primera mujer ministra de este país, Carlos Roca, César Vega, estoy yo, Luis Felipe Soyer, y una serie de destacados miembros todavía vigentes. Nosotros todavía nos seguimos reuniendo y vimos con inquietud lo que estaba pasando. Entonces, el Buró de Conjunciones con la enseñanza de Haya de la Torre en política, hemos tenido que reflexionar y decir que estamos siendo muy cómodos, muy dejados, no estamos formando parte de las decisiones del partido. Era necesario retomar nuestra actividad diaria, nunca nos hemos ido del partido, solo que en los último años no hemos participado en la dirigencia del partido. Eso ha llevado a que el Buró decidiera que sea yo candidato a la secretaría general, con la finalidad específica de mantener la línea del partido, mantener su estructura, pero entrelazando generaciones, no enfrentándolas.

Y a esta instancia, a este buró, pertenece también el Presidente, ¿participó de las reuniones de ustedes? ¿Tiene conocimiento de esto?
Él tiene conocimiento de esto. Nosotros hacemos unos pronunciamientos firmes, pero nunca infraternos porque si hay algo que debemos guardar como una joya partidaria, es la fraternidad. Por eso, esa cosa mítica de la fraternidad del APRA. La disciplina del APRA hay que mantenerla, pero en el buen sentido, eso lo estamos reflejando. El Presidente de la República fue miembro del Buró desde sus inicios, nosotros lo recibimos, a algunos nos escogió Haya de la Torre y luego nos avisó que llegaban dos personas para él muy especiales, uno de ellos fue Carlos Roca, el primero que conoció el jefe de todo este grupo y nos pidió que lo recibiéramos. Y luego nos avisó que recibiéramos al hijo de un brillante ex secretario general de la organización en épocas de la clandestinidad, era hijo del García mayor, ya fallecido, o sea es Alan García, miembro del Buró de Conjunciones. Él sabe que nos reunimos, ha acudido algunas veces, no puede siempre por las razones que todos conocemos, pero sigue en pie el Buró.

Ahora que mencionas la fraternidad, se han producido algunos hechos que podríamos denominar infraternos. En todo caso, disensiones que han producido hasta expulsiones, como es el caso de Salgado o problemas con Jesús Guzmán Gallardo y con otros importantes militantes del partido aprista. ¿Cuál es tu posición al respecto?
Hice un documento, que ha circulado en Internet, cuando se dio el caso de Luis Alberto Salgado. Él fue quien llevó al partido a Mauricio Mulder, él fue presidente de su centro federado de la Católica de Derecho, y jaló a Mulder para que sea el candidato siguiente y elegido después. Me pareció un gesto infraterno que se hiciera una gestión así y por unas declaraciones que luego fueron rectificadas, no por él, sino por el diario donde habían salido. Entonces, yo hice un documento que tenía una respuesta ya que, como siempre ha sido en el partido, la secretaría nacional de disciplina era la que tomaba esa decisión. No había sido así. Hablé con el compañero Gilmer Calderón y él no había tenido nada que ver en el tema. Había sido un Tribunal de Ética y Moral que hizo la resolución. Bueno, Salgado ha apelado, el Poder Judicial ya dictaminó y tiene que ser repuesto. En el caso de Jesús Guzmán, yo lo conozco, ha sido secretario general cuando ha sido universitario, ha sido secretario general colegiado del partido. En todo caso, si hay alguna expresión o actitud de él que no han sido las mejores, bueno pues, hay formas, hay caminos en el partido, lo llamó a que aclare o si no que se le abra un proceso disciplinario. Pero yo no puedo decir que no está inscrito en el partido. Es como si dijéramos “Alan García no pertenece al partido”, por favor. Esas cosas sí hay que aclararlas, bueno, son invitaciones que hay que hacer. De repente, la juventud de algunos o la todavía no madurez de otros ha precipitado esos hechos que se deben superar. Lo estamos haciendo.

¿Cuál es tu propuesta como candidato a la Secretaría General?
Lo primero es que los estatutos del partido deben ser respetados absolutamente. Eso significa que si se inicia un proceso electoral y salen elegidos dirigentes por un período determinado, se cumple. No hay pretexto para no cumplir lo que un congreso del partido ha acordado, decir que se va a dar cuenta después al próximo congreso, no es el mejor camino. Luego revitalizar el concepto de fraternidad en el partido, que implica respeto, compromiso y solidaridad. Pero el respeto implica también, que acepte otros puntos de vista y que los discuta. Haya de la Torre, siempre aceptaba la discusión respecto a un tema doctrinario. Cuando él llega al Perú en el año 69, por ejemplo, era difícil encontrar El antiimperialismo y el APRA porque los dirigentes en el lado de disciplina en el partido, tenían temor de que los jóvenes sin una orientación precisa se fueran por otro camino. Haya de la Torre llegó y dijo: “Por favor, qué está pasando” y llamó al secretario de Disciplina y dijo: “Me han informado de que hay limitaciones para leer El antiimperialismo y el APRA. Vamos a hacer una nueva edición del libro”. Es decir, nunca tuvo temor a que el partido mantuviera su línea, mantuviera claros sus principios y eso es lo que tenemos que revitalizar. Creo que el partido es de una izquierda democrática, no existen dudas de dónde estamos ubicados en el marco político general, sabemos nuestra ubicación dentro de la socialdemocracia internacional. Entonces, hay que asentar las cosas fundamentales de nuestro partido. Queremos que siga siendo un partido familia, un partido escuela, un partido fraterno. Pero la fraternidad implica también ser firmes.

Es evidente que esta elección del nuevo Secretario General, se va a dar en un contexto en el cual el partido va a tener que afrontar dos procesos electorales y por tanto, están involucrados temas como evaluación de la línea que ha seguido el Gobierno actualmente y la propuesta que tendrá para el futuro. ¿Cuál es tu posición general, respecto a esto?
En primer lugar, el Partido Aprista nunca ha corrido a una elección. Cuando hemos estado en libertad hemos tenido siempre candidatos. En las épocas duras de las otras generaciones si lógicamente había persecución, había prohibición, el partido estaba fuera de la ley y había que apoyar a alguien con ánimo de que el país mantenga una vía democrática. En el próximo proceso electoral, si soy elegido Secretario General, tenga la seguridad de que voy a promover -y estoy seguro que lo voy a conseguir-, que el partido tenga su candidato en el próximo proceso electoral. Porque alguna gente ha creado dudas sobre si el partido tendrá o no participación. Directa la vamos a tener, eso es fundamental.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.