Escándalo en Pucallpa por decisión de fiscal de autorizar venta de aceite con fecha vencida

Increíblemente, las 7 mil cajas de aceite que fueron inmovilizadas por las autoridades al encontrarse con fechas de vencimiento vencidas, ya fueron vendidas en los mercados pucallpinos. La responsable de Salud Ambiental del Ministerio de Salud en Ucayali, Laura Del Águila, denunció a la fiscal penal Carmen de la Cruz por inconducta funcional al haber ordenado el levantamiento de más de siete mil cajas de aceite que se encontraban con la fecha de caducidad vencida. “Ninguna autoridad local ha tomado interés en el tema, a pesar de que se ha vulnerado la salud de la población. Mi persona se está viendo en riesgo ante la resolución de la fiscal al levantar productos vencidos, sobre todo cuando ya llevaban cuatro meses de vencimiento”, dijo Del Águila.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un producto vencido no es apto para el consumo humano pero en Pucallpa gracias a un médico de la Dirección de Salud no se ha respetado dicha norma. Ello pese al riesgo cancerígeno que representaban dichos productos. “Ya se comercializó, ya se consumió porque el archivamiento del caso que ha hecho la fiscal ha sido en julio. Recién me enteré en septiembre cuando ya no había nada que hacer”, explicó la funcionaria.

Por su parte, el abogado Pablo Alejos, de la Defensoría del Vecino, cuestionó la negligencia de las autoridades frente al manejo de productos vencidos: “El único que puede dar la ampliación de la vigencia del producto es el fabricante, pues sabe la composición química. Ya está vencido y definitivamente está vencido. Ahora lo que ha pasado es que se han hecho gestiones administrativas y allí es donde hay autoridades del más alto nivel que han permitido esto. Entonces, con las informaciones técnicas que se me ha alcanzado la población va a estar a salvo frente a malos comerciantes”, expresó.

Mira estas noticias relacionadas:

3 comentarios en “Escándalo en Pucallpa por decisión de fiscal de autorizar venta de aceite con fecha vencida

  1. Todavía estamos lejos de valorar la vida en su integridad. Muchas veces el poder económico es lo que prima. Claro, porque su objetivo es ganar y conseguir dinero. Como estos casos, cuántos tendremos en nuestro país. Es hora de tomar conciencia y, por parte de los comunicadores, estar alertas, con las antenas paradas, para denunciar esos delitos, que muchos hacen sin importar la vida del ser humano.

  2. Y porque no denuncian al fiscal ante la Fiscalía Superior? Por poner en riesgo la vida y la salud de la población. Estaria cometiendo delito y correspondería a la fiscalia superior investigar el hecho. Su inconducta funcional es facilmente comprobada. Si es cierta la información que dan por este medio. Un producto cuya fecha de vencimiento puesta por el fabricante, ha sido superada, ya no puede ser para el consumo humano. Justamente esa es la garantía de que puedan causar daños a la salud, si se pasan de dicha fecha, tornandose en peligrosos por dicho motivo. Y ninguna autoridad, en su sano juicio, puede soslayar esta situación. Es obvio que si esto se ha producido, probablemente haya intereses absolutamente cuantificables y de ello debe saber dicho fiscal, por lo que mereceria que lo sancionen, expulsandolo de la magistratura, por sinverguenza y por colusión con los comerciantes, que lucran a costa de la vida de la población.

  3. QUE PENA COMO NOS EXPONENTEN ANTE LOS ANGURRIENTOS MAYORISTAS QUE DISTRBUYEN ESE ACEITE VENCIDO OSEA, ME REFIERO AL MOSHACO O SANTA CLARA COMO SE HAGA LLAMAR, PORQUE NO COMIENZAN POR AHI, LA DICE DUEÑA DE SANTA CLARA LA ESPOSA DE ESE SEÑOR RICARDO SE DIO EL LUJO DE LLAMAR A CADA UNO DE SUS COMPARDOS PA DECIR QUE ESCONDAN ESE ACEITE HASTA QUE PASE TANTO PROBLEMA.. QUE SE HABAR CREIDO ESA ANGURRIENTA. DEBERIA DE EMPEZAR DE AHI LAS INVESTIGACIONES VER LA CALIDAD DE SUS PRODUCTOS SI VENDEN HASTA SU AZUCAR RECONTRA HUMEDO ESO LO VENDEN A LAS PANADERIAS QUE ASCO…COMIENCEN POR AHI PS SEÑORES BYE ……..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.