Jurista español: caso Fujimori no admite indultos ni amnistías

El 7 de abril, la Sala Penal Especial de la Corte Suprema, después de 16 meses de juicio oral y 161 sesiones de audiencia, condenó a veinticinco años de prisión al ex presidente Alberto Fujimori, en uno de los juicios más transparentes que se han dado en América Latina. El proceso se encuentra en la etapa en que la sentencia emitida tiene que ser evaluada por una segunda instancia debido al recurso de nulidad presentado por la defensa de Fujimori.

En opinión del observador español Antonio Doñate, el comportamiento impecable de la sala presidida por el Juez San Martín ha sido reconocido hasta por la propia defensa del ex presidente: “Que su manera de comportarse ha sido calificada por la propia defensa de Fujimori como impecable. Otra cosa es que no estén de acuerdo con la valoración final que se ha hecho pero el proceso se ha llevado de una manera impecable”.

Desde este 23 de noviembre, la Primera Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema integrada por cinco vocales supremos, tendrá que resolver si se ratifica, se modifica o se anula la sentencia. Para muchos, el abogado Nakasaki está priorizando una estrategia política, antes que legal, de cara a las próximas elecciones, que de ganarlas su hija Keiko Fujimori, podría indultar al ex mandatario.

Pero para el magistrado español esto no sería factible. “También dice la sentencia que se tratan de delitos que según el derecho penal internacional pueden ser constitutivos de un delito de lesa humanidad y el derecho penal internacional y los pactos suscritos también por el Perú hay momentos que en uno de esos convenios se dice los autores sean materiales o mediatos como en este caso ha ocurrido con Fujimori no podrán beneficiarse de medidas que a la postre se traduzcan en premiar la impunidad”, explicó.

Por tanto, según Doñate, ni indultos ni amnistías son posibles en el caso Fujimori. Por lo pronto, el abogado del ex presidente ha presentado una recusación hacia los magistrados que llevarán el juicio en la segunda instancia.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.