Presidente García pide perdón a afroperuanos por exclusión

La piel negra es una bandera de reivindicaciones y eso hay que enaltecerlo. Así lo sostuvo el presidente de la República, Alan García Pérez, quien en nombre del pueblo peruano pidió perdón al pueblo afroperuano por la discriminación y marginación que sufrieron durante la colonia. “En nombre del Perú, de los que me escuchan, de los que no están, reitero nuestro pedido de perdón, pasemos esa horrible página”, expresó el mandatario.

Este acto histórico se realizó en el cumplimiento a una resolución suprema del Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social, en el cual se precisa que desde el período colonial, el pueblo afroperuano ha sido víctima de este tipo de abusos, sin habérsele reparado antes en su condición de seres humanos. Mientras que la congresista Martha Moyano, Presidenta de la Mesa Afroperuana, señaló que “este es el único país en el mundo que está solicitando el perdón, llamado por nosotros histórico, porque así lo sentimos. Y creo que este pueblo va a aceptar esa solicitud”.

En otro momento de su alocución, García Pérez se cuestionó qué sería de la cultura peruana sin la gastronomía, la música, la religiosidad, de los afroperuanos y sus diversas manifestaciones. La ceremonia se realizó en el comedor de Palacio de Gobierno con la presencia de la ministra de la Mujer y Desarrollo Social, Nidia Vílchez, y representantes del pueblo afroperuano.

Mira estas noticias relacionadas:

2 comentarios en “Presidente García pide perdón a afroperuanos por exclusión

  1. Bueno, el Presidente García, dice que pide perdón por la discriminación a los afroamericanos durante la colonia, y esto me ha dejado estupefacta. ¿Quiere decir eso, que durante los 200 años de República no fueron discriminados?, ¿que aún hoy no lo son?

    ¿Y solo a los afroamericanos?

    Yo creo que las disculpas, tendría que haberlas hecho extensibles a los pueblos indígenas amazónicos y a los indígenas quechuahablantes andinos, a los que hoy se les discrimina, excluye y maltrata, sobre todo por el insigne gobierno del Presidente Alan García Pérez.
    Se siguen violando todos sus derechos – mucho más que durante el período colonial- y se les pretende convertir en mineros baratos para beneficio de las Grandes Multinacionales y del mismo Sr. García Pérez -y cohorte de amigos-.
    Está bien lo de pedir perdón, pero ya que se hace, se debe hacer bien y a todos los ofendidos.
    Sino, que se pase el Sr Pérez, por Bagua -Chica y Grande-, o por la Sierra de Huancabamba, y que le pregunte a sus muchos “Perros del Hortelano”, si se sienten ofendidos y excluidos-.

    Yo, conozco la respuesta, y creo que El también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.