Chef representa culturas preincaicas en chocolate

A Edwin Solís, Pastry Chef del Marriot Hotel, no se le ocurrió mejor idea que representar a base de puro chocolate a nueve culturas del antiguo Perú. La llegada de la Navidad fue propicia para estas delicias históricas. “Consiste en una maqueta elaborada con 380 kilos de chocolate. Hemos utilizado 3 kilos de chocolate blanco, de leche. Nos hemos demorado 45 día en prepararla, un equipo de 8 personas entre ellos artesanos chocolateros”, expresó. Se podrá apreciar la Fortaleza de Kuélap, a base de cuadritos de chocolate; por este lado, las ruinas de la Cultura Chavín, adornado con las cabezas clavas, el lanzón monolítico, además de la ciudad más Antigua de América, Caral. En chocolate los detalles son importantes. En esta maravilla se representa al Señor de Sipán, y qué decir de las líneas de Nazca, a base de chocolate blanco, la fortaleza de Sacsaywaman y el lago Titicaca. El líquido que observa en su pantalla es gelatina especial.

También destacan las chulpas de Sillustani y por último la cultura Tiahuanaco. Y alrededor de estas culturas, se encuentran los Andes que adornan este magnífico y precioso trabajo. Pero para asemejarse más a la realidad, un tren eléctrico se luce al recorrer todos los lugares antes mencionados. Sin duda un trabajo creativo y minucioso, sobre todo ante la dificultad de algunas piezas, “lo más difícil ha sido hacer los aretes porque tiene piezas tan chiquitas que el calor de la mano a veces lo derretía, Sacsaywaman fue una de las partes difíciles, porque lo hicimos como si fueran los Incas, lo hicimos cuadrito por cuadrito”, explica Solís. La muestra Me llamo Perú, con sabor a chocolate, tal como la ha denominado Edwin Solís, estará abierta al público hasta el cinco de enero en el local de dicho hotel ubicado en el distrito limeño de Miraflores.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.