Bibliotecarios premian a Cholín, personaje del caricaturista Juan Acevedo

Una araña superhéroe, un cuy muy informado y el ahora nuevo miembro del Barrio, Cholín, un perro sin pelo que sueña con ser bibliotecario. Estos personajes salidos de la mano del caricaturista Juan Acevedo han logrado posicionarse en el colectivo popular y ahora uno de ellos recibió un merecido homenaje por la Biblioteca Nacional que le ha concedido a Cholín, poder ser parte de la Comunidad de Bibliotecarios Nacionales. “Para mí es la felicidad. Este es un año muy trajinado para mí pero al mismo tiempo un año de grandes compensaciones. Este personaje cuyo oficio es ser bibliotecario, pero no tiene título, no tiene grado, es un bibliotecario informal, lo hace por amor a la lectura, a la difusión del libro, y entonces eso gustó, interesó a los bibliotecarios”, señaló Acevedo, quien este año también celebra cuarenta años de trayectoria profesional. El autor ha representado mediante sus caricaturas los problemas de la sociedad de manera clara y sencilla. Y de ellas, el cuy es el personaje más representativo.

“El cuy se convirtió en una referencial, la gente lo recuerda, la gente lo tiene presente. El cuy nació como un personaje de representar lo peruano, y quería representarlo desde una opción popular, desde una opción de cambio, de justicia social y al mismo tiempo de libertad personal. El cuy era un personaje pedestre, callejero, que tenía contradicciones, un poco como somos todos, la verdad. Es un personaje que dice las cosas de manera clara, sencilla y entonces por eso conecta con la gente”, agregó Acevedo.

Si bien el cuy fue un referente para la gente en los años pasados, ahora, Cholín y los personajes del Barrio, la nueva aventura del caricaturista, tiene que ver más con la sensibilidad actual, ya no son personajes que proponen cuestiones de tipo político, sino que ahora dudan más y asumen un punto de vista más neutro –para el lector así como para el autor– y que a partir de lo planteado proponen reflexiones. Como vemos, los tiempos cambian pero las caricaturas al igual que las personas son capaces de adaptarse a los tiempos.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.