Demuelen histórico colegio Belén, en Trujillo

La demolición del colegio Belén comenzó el viernes 15. Con ayuda de maquinaria pesada personal de la Municipalidad Provincial de Trujillo llegó para derrumbar la parte lateral del centro educativo que se vio afectada hace una semana. Tras 9 días de agonía, el colegio Hermanos Blanco finalmente puede descansar en paz. La tan reclamada demolición se inició pasado el mediodía del viernes 15 de enero. Horas antes, personal de Hidrandina se encargó de cortar la energía eléctrica para evitar problemas. La maquinaria pesada llegó y se apostó en las inmediaciones como amenazando a la vieja institución fundada en 1875. Antes de comenzar, personal del colegio se encargó de remover la placa que fue entregada en 1935 por la municipalidad en reconocimiento a su trayectoria. Con cada cincelada, la nostalgia y el dolor embargaban a algunas ex alumnas. Luego de removerla le dieron un último adiós al colegio tal y como lo conocemos. Al lugar llegó el gerente de obras Manuel Llémpen, el cual se encargó de llevar toda la maquinaria, labor que le correspondía al gobierno regional el cual brilló por su ausencia. Así también asistió la presidenta de la beneficencia pública, Miriam Pilco, la cual enfatizo en la necesidad de esta demolición y que servirá como ejemplo para otras casonas. Montados en un brazo teleférico, se intentaba salvar algunas parte del colegio consideradas como históricas, esto a pedido de INC, sin embargo, bastaron sólo unos golpes en el techo para que la estructura cediera rápidamente, demostrando que ya todo estaba perdido. Este es sólo el inicio de un largo proceso de demolición que se estima se ejecutará en al menos 3 semanas. Esto debido a las leyes que protegen el patrimonio histórico. En total serán demolidos 500 metros cuadros del plantel, lo que abarcar, el ala de Ayacucho, que ya desapareció, el ala de Almagro y la nave central.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.