“Harinera tiene permiso pero no puede funcionar”

El Gobierno Regional se encuentra a la espera de la resolución que determinará la sanción por contaminación al litoral de las playas de Quilca que provocara semanas atrás la empresa TRIARC. Concretar un acuerdo y resolver instancias administrativas y quizás legales son los pasos que a continuación se deberán tomar para determinar la continuidad del funcionamiento de las plantas Natalia SAC y TRIARC. En el caso de la empresa Natalia SAC se busca su reubicación en un área de cuenca seca, y en caso de TRIARC se espera el pronunciamiento respecto a la denuncia por contaminación. El presidente regional, Juan Manuel Guillén, fue claro en decir que la empresa Natalia SAC tiene un permiso de parte de la Autoridad Nacional del Agua para el uso del recurso hídrico pero no para su funcionamiento en sí. Este permiso no ha sido otorgado por la comuna de Ocoña. De otro lado, el presidente regional se animó a hablar de la posibilidad de alianzas con movimientos regionales; sin descartar la posibilidad de unirse con un grupo nacional permitiendo ampliar la cobertura de su agrupación política.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.