Sendero asesinó a rondero en centro poblado de Supte en Tingo María

Sendero Luminoso volvió a asesinar en el Alto Huallaga, esta vez en el centro poblado de Supte San Jorge, donde una columna terrorista ingresó alrededor de la una de la madrugada para dirigirse directamente a la vivienda de Santiago Huamán Santamaría, rondero de 22 años de edad, a quien los subversivos mataron de un balazo en la cabeza, luego de sacarlo de la cama y llevarlo a pocos metros de su domicilio, en las cercanías de Tingo María.
Periodistas de Inforegión en la zona informaron que el grupo armado ingresó a Supte San Jorge con todos sus integrantes vestidos de negro y con los rostros cubiertos con pasamontañas. Los terroristas rompieron la débil puerta de madera de la casa de Huamán Santamaría para sacarlo de allí y dispararle por la parte posterior del cuello. Los terroristas colocaron sobre el cuerpo un letrero que saludaba a su líder, el hoy encarcelado ‘presidente Gonzalo’. También regaron algunos volantes ensangrentados por el lugar. Posteriormente, los delincuentes se marcharon divididos en dos grupos que tomaron distintas direcciones. Según pobladores de la zona, Sendero Luminoso habría confeccionado una ‘lista negra’ con los nombres de al menos siete personas que serían aniquiladas próximamente.
De acuerdo con información llegada desde la misma zona, el terrorista conocido como camarada ‘Rubén’, uno de los principales mandos subversivos del Huallaga y hombre de confianza de ‘Artemio’, sería quien comanda este grupo de aniquilamiento que, desde la semana pasada, se moviliza con libertad por varios pueblos de la margen derecha del río Huallaga.

Mira estas noticias relacionadas:

Un comentario en “Sendero asesinó a rondero en centro poblado de Supte en Tingo María

  1. Qué verdad es el que la violencia, el terrorismo, los intereses mezquinos pueden destruir «todo lo que tiene valor»: como lo vemos en esta trájica muerte de Santamaría, rondero de 22 años. Esta violencia destruye a familias, comunidades enteras, el fruto de la fatiga de los hombres, las esperanzas que guían y alientan sus vidas y su trabajo. El poder destructivo de la mal y resentimiento, a algunos hombres, les puede hacer caer en el torbellino del odio y la venganza, en el despilfarro de los esfuerzos de generaciones de gente de bien. Cuando se descuida la edificación de las personas, de las comunidades y de toda la familia humana–, la JUSTICIA es objeto de «burla, desprecio y escarnio» , el resultado sólo puede ser destrucción e injusticia, deshonra de nuestra TIERRA DE TINGO MARÍA y traición de buscar su progreso y desarrollo.
    Lamento profundamente, las matanzas. Cuántas tinieblas hay en estos sucesos. Las nubes del mal han oscurecido trágicamente desde los 80 a nuestra Tierra de Tingo María. Pensemos en el drama de la violencia terrorista, en sus feroces consecuencias, en la codicia que corrompe el corazón del hombre, esclaviza a los pobres y priva a las generaciones futuras de los recursos que necesitan para crear una sociedad más solidaria y más justa, una sociedad real y en su genio y en sus valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.