Jala toro: crueldad y excesos en Semana Santa

El “jala toro” o “pascua toro”, como se llame, en los últimos tiempos se ha distorsionado de tal manera que el desenfreno de quienes participan en esta actividad, hace que se vean actos salvajes en una sociedad civilizada y que además desdibuja la religiosidad de la Semana Santa en Ayacucho.

La tortura comienza la noche anterior con el “vela toro”, donde los equivocados muchachos realizan sus veladas con música y trago a discreción, luego ebrios y cobardes ellos, le echan cerveza, licores y hasta le orinan a los pobres toros que al día siguiente sufrirán mayores vejámenes, está crueldad se prolonga hasta la madrugada (el animal no duerme).

Al día siguiente, es decir el denominado “sábado de gloria”, que en realidad es “sábado santo”, los atontados toros, son jalados con sogas, por jinetes montados en caballos, que también sufren desgracias como lo ocurrido en años anteriores. La Alameda Valdelirios es el punto de partida con dirección a la Plaza Mayor de Huamanga, donde esperan alocados y ebrios sujetos que mostraran su ensañamiento y vandalismo con el animal, previamente en la ruta se adelantan otros desadaptados para iniciar con el maltrato.

Cuando ingresa a la Plaza Sucre, el toro recibe jalones, patadas y todo acto brutal, que a veces es indescriptible, los irracionales, ebrios ellos, dándoselas de valientes se “enfrentan” al animal, quien por cierto está en desventaja por las cuerdas que lo atan y le impiden avanzar a otras distancias, entre risas y griteríos los desadaptados hacen lo propio con cada toro, que luego maltratado y herido se dirige a la plazoleta María Parado de Bellido, donde le espera la muerte, luego de penosas agonías.

¿Esto es divertido para la gente? ¿Esto es cultura y tradición para las autoridades? Realmente es indignante ver estas escenas; lo cuestionable es que en estos actos, participan algunas autoridades de la ciudad.

Los que defienden está actividad, señalan que es la tradición de la Semana Santa, ¿Tradición? ¿de quién? ¿de los peruanos? o ¿de los españoles? Señores, revisen bien la historia y entérense que así no se realizaba el “pascua toro”, en años anteriores no había maltrato a los animales, tampoco había borrachera desenfrenada en la Plaza Mayor, porque las autoridades si imponían el respeto.

Qué sentido tiene la “Semana Santa”, donde las personas reflexionan y buscan el acercamiento a Dios, si cuando llega el “sábado de gloría”, todos se desbandan con los jala toros crueles, fiestas por doquier y la inevitable gran borrachera en la Plaza Mayor (atrio de la Catedral de Huamanga) en las narices de las autoridades religiosas Y ¿el recogimiento? ¿Dónde queda?

Considero que estamos a tiempo para reflexionar y dejar de hacer semejantes espectáculos, que no es ejemplo positivo para los niños que tienen que observar esa fea costumbre. Cada año voy observando a infantes con sus polos rojos en el parque, quizá impulsados u obligados por irresponsables familiares que les inculcan a seguir la “tradición” y “costumbre”.

Armando Salvatierra.
prensa_ayacucho@yahoo.es

P.D. La Dirección Regional de Turismo informó que los organizadores del denominado Jala Toro han acordado no llevar a cabo este ritual en las sucesivas fiestas.

Mira estas noticias relacionadas:

3 comentarios en “Jala toro: crueldad y excesos en Semana Santa

  1. Estoy de acuerdo en que el Pascua Toro es una fiesta que debe eliminarse, ya que no tiene nada que ver con la festividad religiosa de semana santa. Lo que he visto es que fomenta el desorden, la contaminación al medio ambiente y en la muchedumbre se ocultan los delincuentes que asaltan a los turistas y ayacuchanos.

    Esta celebración ha sido respaldada por empresas como Claro y Donofrio que promueven el consumismo y aprovechan para realizar su publicidad, regalando polos rojos para que todos los turistas y locales participen, saliendo en comparsas de gente borracha que terminan por embriagarse en la Alameda Valdelirios. Es una lástima ver como esta alameda se convierte en un basurero al aire libre lleno de latas de cerveza, botellas y desperdicios que la gente deja, tambien hay gente dormida por ebria y lo más triste es que contaminan el río o riachuelo cercano con la basura que botan.

  2. si existe gente cruel, lamentablemente, son capaces de torturar animales por puro placer, por que no demuestran la valentia de otro modo ? en lugar de hacer fechorias? si yo fuera el toro le meto los cuernos al culo de esta gente . SIN MAS COMENTARIOS me disculpo ante la sensibilidad de la buena gente .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.