Victimarios se inscribieron como víctimas en registro de violencia política

El proceso de registro de las víctimas de la violencia política producida en el país detectó la presencia de personas que habiendo sido partícipes directos de esta violencia ahora pretenden pasar como víctimas a fin de exigir las reparaciones que el Estado prevé. La Coordinadora Regional del Consejo de Reparaciones, Lupe Ayllón sostuvo: “Hemos tenido informaciones respecto a algunas personas que se han estado aprovechando para solicitar documentación a autoridades locales y puedan ser avalados a través de una constancia que indiquen que son víctimas cuando en su momento han sido responsables de violaciones de derechos humanos”.
Por tanto, solicitó a las principales autoridades que conocedoras de la condición de cada víctima en sus respectivas jurisdicciones, sean pues ellos quienes avalen a personas que realmente han sido víctimas y no a personas que en su momento han sido responsables de violaciones a los derechos humanos.

Mira estas noticias relacionadas:

Un comentario en “Victimarios se inscribieron como víctimas en registro de violencia política

  1. La violencia es suicida, y no se vence con más violencia, sino con una energía espiritual superior, que se extiende a los demás en forma de amor sanador. El hombre violento puede tener necesidad también hoy de un gesto sanador, que brota de un amor que trasciende las cuestiones inmediatas. En tiempos de conflictos entre personas, grupos del Alto Huallaga, intereses económicos y políticos: se tiene que reconocer que la respuesta no es el enfrentamiento y la violencia, sino el amor, la persuasión y la reconciliación. Incluso cuando parece que no logramos nada con estos esfuerzos, plantamos semillas de paz, que traerán fruto a su debido tiempo. La justicia de nuestra causa es nuestra fuerza.
    Tenemos que saber que: persuadidos de que “una respuesta amable calma la cólera” en nuestras familias, etc., y que la bondad unida a la “sabiduría” devuelve la serenidad a la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.