Presentan película Rehenes, sobre toma de de casa de embajador japonés

Con la asistencia de casi todo el elenco, se presentó en el Teatro Manuel Segura la película Rehenes, basada en la toma de la residencia del embajador japonés el año 1997. Grabada en formato digital el film basado en la novela Las fauces del ogro de Gastón Herrera, está dirigida por Bruno Ortiz, director de teatro que, por primera vez, experimenta en la dirección de un largometraje. “Lo que más he disfrutado es la parte del rodaje. Es un lenguaje diferente pero no creo que yo haya enfrentado dificultades más bien creo que el género del cine tuvo que encontrarse dificultades con alguien que venía del teatro. Todos son actores profesionales, que tienen carrera, que tienen formación y nuestra preocupación inicial siempre fue actores de carrera”.

Dentro de los 48 actores principales resalta la figura de Analí Cabrera, que incursiona nuevamente en el cine y lo hace, además, en un momento delicado de su vida personal. La actriz se refirió a su trabajo en el film de Ortiz. “Tengo dos personajes en la historia, soy Elena una mujer maltratada y por el otro lado soy también la actriz que interpreta a la patria, que es también una situación de maltrato por todo lo que se presenta en una historia donde todos podemos ser rehenes”. Rehenes representa un proyecto de cuatro años de duración y fue grabado en formato digital se estrenará el próximo 29 de abril en las salas limeñas, tras conmemorarse 13 años de la operación Chavin de Huantar en la que se logró rescatar a setenta y dos personas secuestradas por un comando terrorista del MRTA.

Mira estas noticias relacionadas:

2 comentarios en “Presentan película Rehenes, sobre toma de de casa de embajador japonés

  1. entiendo que el presupuesto del cine nacional es bajo….pero como amigos y como patriota recomiendo ……..que tengas mas ideas y el estudio del como fue una historia real……….la ropa la vestimenta al detalle……los terroristas del partido politico….no tenian vos de pitucos ..como encarnan en el rodaje…………las pintas el comportamiento….los policias de fuerzas especiales con los policias basicos vestido de unifmor negro…………el comportamiento de los rehenes…..mucha cosas…. me doy cuenta de todas estas cosas…por que la gran mayoria de mis amigos son comandos que vivieron en carne propia esa incursion……fui instructor en las fuerzas especiales del ejercito ahora en la policia……….pidan consultoria si van a realizar mas peliculas o series de indole militar……….

    1. CRITICA A LA PELÍCULA REHENES:

      Náuseas cívicas y paranoias sociales desató la toma de la Embajada Japonesa, por un comando de uno de los dos grupos alzados en armas en la década pasada. Varias historias en simultáneo y concatenadas, acontecen alrededor de esta aventura desencadenada sin medir sus trágicas consecuencias. Este es el argumento de la película “REHENES”, que BruGas estrenó en olor de multitudes en nuestro principal teatro limeño, el Segura. La investigadora Mary Soto hizo la presentación de la película.

      Hubo mucha expectativa pues la mayoría de protagonistas son amigos y colegas del teatro profesional independiente. Trabajar con solventes actores, cada uno con sus propios presupuestos y trayectoria en las tablas, brinda claridad artística y un disfrute visual a la película; además, confieren al montaje una óptica interpretativa sui géneris.

      Se reafirma que Bruno Ortiz León, su director, parece no tener límites en sus incursiones artísticas; ya nos demostró ser un buen director de teatro con “Calígula contra-proceso”, “Peripatéticos”, “El circo perejil”, “El Quijote”, “MEDEA”, etc. ahora incursiona en el cine en plena época de globalización y cultura de masas. Su película muestra diversidad creativa frente al mercado standarizante del cine al que nos tienen acostumbrados otros directores.

      Bruno cual Quijote contemporáneo, cámara en rietre, a lo Tarantino o Kusturica, se pone a tono con el cine de vanguardia; hay una manera no lineal de contar la historia, con raccontos, rupturas de tiempo y espacio; pero sin perder unidad escénica, con puntos de encuentro y relación en todas las historias; demuestra que si bien no nos metemos en política, la política si se mete con nosotros. El mensaje es claro: rechazamos la violencia de cualquier procedencia, sin vulnerar los derechos esenciales de las personas; por eso desde la orilla del arte cinematográfico hay un esfuerzo intelectual y artístico por comprender que pasó en la historia.

      Con importantes pequeñas historias; que construyen puntos de encuentro dialécticamente artísticos, manteniendo su estilo, tratamiento de formas, colores, texturas; aunque extrañamos un Bruno mas irreverente e iconoclasta aún, será, porque el lenguaje cinematográfico es diferente al teatral.

      En una otredad expresiva hay la vocación ribeyriana de darle voz a los que no la tienen en la contienda. Entretener informando es la vocación de Bruno Ortíz y Gastón Herrera, el autor del texto. Muy bien resuelta la historia del montaje teatral dentro de la película. Dialogada magistralmente por el guionista Jorge (Cucho) Sarmiento, actualmente en Telemundo y Univisión de Los Ángeles. Técnicamente hay pulcritud en el manejo de la fotografía, el sonido y la sonoplastía, encargados a Nilo Pereira del Mar, Guayo Cayo, Pancho Adrianzen y Magali Luque respectivamente.

      Así la utopía sigue vigente, con una mirada en la integración, buscamos la unidad de los peruanos para aprender a valorarnos, escucharnos, tolerarnos y reconocernos sin estrechez y miopías ideológicas. Sin xenofobia ni racismo, es necesario saber qué pasó durante un gobierno autoritario como el de Alberto Fujimori, esto debe ser expuesto y debatido en una sociedad libre. Corresponde a los espectadores sacar sus propias conclusiones de aceptación o rechazo, pues la película no se alinea con nadie, esa es su mayor virtud.

      Tomas Temoche Varias.

      Ver más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.