Religioso Mc Auley se defiende de acusaciones del Gobierno


Hoy vencía el plazo para que el religioso inglés Paul McAuley, presidente de la Red Ambiental Loretana (RAL) abandone el país. La semana pasada, la Dirección General de Migraciones le canceló la residencia por haber asistido a actos de protesta ambientalistas que presuntamente atentaron contra el orden público. Para McAuley la acusación del Estado no tiene fundamento: “Todo lo contrario, lo que queremos es la aplicación de la ley peruana e internacional en la Amazonía. No somos desleales a la ley, queremos que se aplique en el caso de las concesiones forestales; que se siga el Convenio 169 (de la OIT) en el caso de los indígenas. Nuestro trabajo es nada más aplicar la enseñanza social de la Iglesia en el terreno”.

Pero McAuley no está solo en su lucha y quizás por ello ha recibido el respaldo de la población de Iquitos, tal como lo narra Darwin Paniagua, corresponsal de la radio La Voz de la Selva, de la Coordinadora Nacional de Radios (CNR): “Los manifestantes muestran su adhesión a Paul McAuley reconocido activista y presidente de la Red Ambiental Loretana, institución que en los últimos años ha cuestionado la pasividad del Estado Peruano para sancionar a las empresas que contaminan los bosques y los ríos amazónicos”. El religioso McAuley aseguró que los hermanos de la congregación La Salle pueden dar fe que sus actividades se desarrollan dentro de los lineamientos de enseñanza social de la Iglesia Católica y del documento de Aparecida – Brasil del 2007.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.