Obispos piden a Ministro del Interior que siga debido proceso en caso McAuley


La Conferencia Episcopal Peruana salió al frente y respaldó la labor de los sacerdotes que en la Amazonía defienden la lucha de los indígenas y de pueblos afectados por las industrias extractivas. Al respecto, Monseñor Pedro Barreto, Obispo de Huancayo, indicó que “el Perú está explotando solamente el 5% de sus recursos naturales; es decir el Perú es un país minero. El problema de fondo es cómo la minería responsable se abre paso en una situación de corrupción generalizada que vivimos no solo en el Perú sino en el mundo. Por tanto, la iglesia tiene que estar alerta cuando se afecte la persona humana”.

Sobre el caso del religioso Paul McAuley, Monseñor Miguel Cabrejos, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, exhortó al Ministerio del Interior a seguir un debido proceso y probar que las acciones de McAuley efectivamente afectan la seguridad del país.

En tanto, sobre la labor evangelizadora, el obispo de Yurimaguas, Monseñor José Luis Astigarraga, precisó que ésta no es ajena a la defensa de los derechos vinculados al medio ambiente. En ese sentido, advirtió que habrán conflictos si el Gobierno no demuestra voluntad de llegar a acuerdos sobre el tema de la consulta previa.
“Nosotros somos gente de paz, sin el diálogo no hay nada. Lo que me da pena es que a la mesa III de la consulta previa le ha puesto ocho observaciones. No se trata de eso. El país es muy diverso, pluricultural, pero en la diversidad está la unidad y la idea de desarrollo no solamente es la idea del costeño, la idea de desarrollo debe ser también amazónico”.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.