Descubren centro ceremonial Moche en Chiclayo


Un equipo de arqueólogos de la Unidad Ejecutora número 111 Naylamp-Lambayeque, liderados por Manuel Curo Chambergo, del museo del museo Brüning, descubrieron el último centro ceremonial de la cultura Moche en la zona de Huaca Bandera, ubicada a 9 kilómetros del poblado de Pacora a 50 kilómetros al norte de la ciudad de Chiclayo.

Luego de nueve meses de investigaciones, en que tuvieron que remover miles de metros cúbicos de arena en el sector norte del complejo arqueológico de 186 hectáreas, los arqueólogos Manuel Curo y Carlos Wester revelaron un pasaje ceremonial de 60 metros de largo por 7 metros de ancho, que comunica el exterior del área ceremonial amurallada con la pirámide principal, donde se levantan tres pórticos equidistantes y cinco pequeñas plataformas de forma de tronos o altares, que según los arqueólogos, sirvieron para enaltecer a los máximos dignatarios del sitio.

Carlos Wester La Torre, director del museo Brüning, señaló que en el respaldar de los altares se han registrado restos de un mural polícromo, asi como graffitis con diseños de tres personajes de la más alta jerarquía, cuyo ornamentos y objetos permiten afirmar que se trata de personajes que estuvieron vinculados al desarrollo de aquella actividad ceremonial moche conocida como “la ceremonia de sacrificio” o “la presentación”. Esto significaría no solo que dicho ceremonial se practicó en Huaca Bandera, el cual incluyó sacrificios humanos, sino que este ritual tuvo continuidad hasta los últimos días de los Moche, remarcó el arqueólogo.

En estos graffitis bastante afectados por las lluvias, aun se pueden observar ligeramente, personajes con indumentaria militar, asi como portando una copa a manera de caliz y el tercer personaje es una mujer que, por sus caracteristicas ornamentales, se trataria de la sacerdotisa, uno de los cuatro protagonistas principales de la ceremonia de presentacion.

Por su parte el director de la unidad ejecutora numero 111 Naylamp, el licenciado Celso Sialer Távara, señaló que este lugar es uno de los mas importantes sitios ceremoniales de la cultura moche en su periodo transicional, donde desde hace más de 16 años no se investigaba por falta de financiamiento; actualmente se viene laborando desde hace 9 meses, con intervencioón de 41 obreros, cuatro arqueólogos, cinco dibujantes y personal técnico. Ellos han abierto veinte unidades de excavación para poder conocer científicamente la función del sitio donde vivieron nuestros antepasados.

Los arqueólogos también descubrieron tres entierros de personajes de elite de la cultura Lambayeque-Chimu, con un ajuar funerario consistente en vasijas de ceramios, ornamento de cobre, como orejeras, conchas spondilus y mas de 50 crisoles, asi como se descubrió 15 entierros mas, disturbados de personajes del mismo periodo cultural.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.