Oferta turistica en Junín por fiestas patrias

Junín se ubica en la sierra central del Perú. Una región que permite conocer lo mejor del ande de nuestro país y también es puerta a la selva central en cuyo territorio se encuentran comunidades nativas de gran aporte cultural como los ashaninkas.

Junín tiene nueve provincias y su capital política es la ciudad de Huancayo. En la parte sierra destaca Patalá, un refugio en las alturas. Esta comunidad campesina se encuentra entre los 4 mil y 4, 200 metros sobre el nivel del mar. Patalá pertenece al distrito de Pucará y su geografía se encuentra acompañada de singulares rocas que forman un paisaje surrealista. Un escenario que acompaña día a día a los campesinos que luchan por mantener sus ancestrales costumbres para compartirlas con el turista local y extranjero.

En tanto, la selva de Junin renace gracias a la lucha de los poblados nativos por mantener su cultura en medio de la modernidad que busca rodearlos. Lugares como Panga, Pampa Michi y Marankiari, comunidades en las que nativos asháninkas muestran en sus actividades la intima relación y el conocimiento profundo que tienen de la naturaleza de la cual se saben parte integrante y, por ende, la necesidad de rescatar y conservar estos conocimientos para evitar la desaparición de su etnia.

Una particularidad que distingue a estos grupos nativos es el teñido de sus cushmas o túnicas que copiaron de los primeros misioneros franciscanos, asi como ornamentas con elementos oriundos de la zona. En cuanto al maquillaje, las figuras suelen tener distintos significados: identificar a las tribus, saber el estado civil, conocer cuando están en pie de guerra y atraer la buena suerte en la cacería. Es así que Junin se revela como una de las regiones del Perú que conserva su pluriculturalidad y ancestrales costumbres. Todo ello en medio de una geografía variada y singular.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.