6 miembros de una familia murieron al estallar taller clandestino de pirotécnicos en Chiclayo

Fabricar clandestinamente fuegos artificiales puede ser fatal. En Chiclayo, casi toda una familia voló por los aires al explotar un taller pirotécnico que funcionaba en su vivienda. Seis personas murieron y varias quedaron heridas debida a la mala manipulación de estos artefactos.

El hecho ocurrió en la cuadra 2 de la calle San Marcos en el pueblo joven Cerropón de la urbanización Las Brisas. Al promediar las 9 de la mañana Juan José Burgos Benites de 20 años de edad se encontraba en el segundo piso de esta vivienda donde se fabricaban clandestinamente productos pirotécnicos. La mala manipulación de éstos produjo la explosión que se expandió hasta la cocina en el primer nivel provocando el estallido del balón de gas, generando así una onda expansiva fatal que acabó con la vida de 6 personas.

Hasta el lugar del accidente llegó una unidad de bomberos, así como agentes de la policía, peritos de criminalística y efectivos del departamento antiexplosivos de la policía. Algunos testigos señalaron que no vieron fuego alguno, sólo una gran copa de polvo con ladrillos a casi tres metros de altura disparados por el estallido.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.