Entierran los restos de muerto en protestas en Espinar, Cusco


En la casa del maestro de la ciudad de Yauli, pobladores y familiares de la víctima del paro indefinido en la provincia de Espinar velaron los restos mortales de Leoncio Fernández Pacheco. La viuda manifestó que los policías fueron los que le quitaron la vida con cuatro balas de perdigón. Fernández Pacheco era el único sostén de la familia y deja cuatro hijos en orfandad.

En el local de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco con sede en Espinar se llevó a cabo el homenaje póstumo. Asimismo, se celebró la misa de cuerpo presente en el templo de la parroquia Santa Ana de Yauli. Posteriormente, los restos fueron trasladados al cementerio de la ciudad, mientras que la bandera nacional flamea a media asta en señal de duelo provincial. En tanto, el paro indefinido continuará hasta que el gobierno atienda las demandas del pueblo de Espinar.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.