Joven madre envenena a su hijo y luego se ahorca en Arequipa


Los continuos problemas con su pareja y la separación de ambos, hizo que Madeleine Salas Muñoz de 28 años tomara la peor de las decisiones: darle veneno a su pequeño hijo de solo un año de edad.

La tragedia no paró allí. La joven madre, posteriormente, se quitó la vida ahorcándose con un cable al parecer de la puerta de la habitación que ocupaba en la casa de su padre.

De acuerdo a informaciones policiales, la mujer dedicada a la docencia padecía de una fuerte depresión provocada por el quiebre con su pareja, el cual era padre de su hijo.

El hecho ocurrió en el pueblo joven Jerusalén en Mariano Melgar, en el interior de esta vivienda ubicada en pasaje Apurímac 100.

Los cuerpos fueron hallados por el padre de la profesora quien a ver la demora de su hija en acercarse al comedor a tomar desayuno, fue que se acerca a la habitación y al no tener respuesta junto a otros familiares tuvieron que romper un vidrio para poder ingresar al cuarto.

Se supo que antes la parricida dejó una carta de tres hojas donde explicaba las razones de su fatal decisión, pidiendo perdón y culpando de la misma a su ex pareja Julio. Los cuerpos de las víctimas fueron trasladados al Servicio Médico Legal.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.