Finalmente asesino de arqueóloga confiesa su crimen en Trujillo

El asesino de Kory Ávila confesó el crimen contra su prima. Él pasó a poder del Ministerio Público junto a un presunto cómplice. Según la policía, el crimen fue planeado con anterioridad.
Lo planeó con premeditación. Según las conclusiones a las que llegó la policía tras la investigación sobre el crimen de la arqueóloga Kory Ávila Vereau ultimada por su primo Henry Frank Alzamora Lambert. Éste habría planeado el horrendo asesinato desde el 18 de diciembre, fecha en que buscaba a uno de sus supuestos cómplices para que realizasen el pozo, donde días después enterró el cuerpo de su victima.
Tras las investigaciones, se determinó además que no existe ninguna mujer implicada en el crimen. Sin embargo, la policía investigó a 5 presuntos cómplices de Frank Alzamora. De ellos, solo uno, Hoover Carranza Manzanares, seguirá siendo investigado por la fiscalía. José Santos Romero Quiñones alias “Cocoa”, fue liberado la tarde del martes.
Asimismo se llegó a la conclusión que el móvil del crimen no fue pasional, sino la deuda que el homicida tenía con la arqueóloga. Como parte de las investigaciones, se realizó un croquis del departamento donde fue asesinada Kory y la modalidad en que su primo cometió el macabro delito valiéndose de un martillo. 7 evidencias, dentro de ellas su propia confesión de los hechos, podrían valer la pena máxima para el asesino, según la policía.
Entre tanto la familia de Hoover Carranza, se postró en los exteriores del complejo policial de San Andrés pidiendo la liberación del presunto cómplice de asesinato.
Los detenidos fueron trasladados al Ministerio Público, donde se contarán con las investigaciones y se determinará la pena para el asesino confeso de la arqueóloga y sus cómplices.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.