Río Apurímac destruye viviendas y arrasa cultivos en Pichari

Cientos de personas del distrito cusqueño de Pichari, ubicado en el Valle de los ríos Apurímac y Ene, claman ayuda a las autoridades por el desborde del río Apurímac, que a causa de las intensas lluvias, han destruido las viviendas y han arrasado los cultivos de cacao y plátano en la zona.
Según los primeros reportes de la Secretaria Técnica de Defensa Civil de la municipalidad de Pichari, solo en la capital del distrito se han destruido diez hectáreas de terrenos agrícolas de producción de cacao, plátanos y arroz. Además, miles de hectáreas se encuentran cubiertas con aguas de hasta tres metros.
Las plataformas de las carreteras han sido destruidas y en otras zonas los deslizamientos de lodo y piedras obstaculizan el paso de los vehículos. En el puerto fluvial de Ccatun Rumi, todas las viviendas han sido cubiertas por las aguas del río Apurímac. Y el paso al distrito de Sivia, se dificulta para decenas de personas que a diario realizan el tradicional shimpa.
El Comité de Defensa Civil y Seguridad Ciudadana de la municipalidad de Pichari entrega alimentos de primera necesidad y destina vehículos para reubicar a cientos de damnificados. A la tarea se sumaron las deslizadoras del Comando Especial VRAE, que trasladaron a los damnificados a Pichari Baja. Y la ayuda solidaria por la alcaldesa por la provincia de la Convención Miriam Castro Melgarejo.
En tanto, las comunidades de Pakichari y Cerro Verde, ubicadas en el distrito de San Martín de Pangoa, provincia de Satipo, región Junín, han quedado como comunidades fantasmas ya que los pobladores se refugian en las montañas más cercanas.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.