Población aymara paraliza Puno y exige la presencia de ministros

Las mujeres aymaras son verdaderas protagonistas de esta multitudinaria protesta social que vive la región Puno. Ellas no solo se encargan de preparar los alimentos en ollas comunes, también hacen sentir sus reclamos.
La toma de la Plaza de Armas de la ciudad de Puno por más de diez mil comuneros de las provincias de Chucuito, Yunguyo y El Collao obligó a las autoridades regionales y ediles a reunirse de emergencia y a pronunciarse en torno a este conflicto, pidiendo al gobierno central atienda sus pedidos con prontitud.
Tras dos semanas de protesta los comerciantes y transportistas de Puno se vieron obligados a cerrar sus negocios y guardar sus unidades vehiculares.
Las salidas y accesos de la ciudad del lago también fueron bloqueadas, turistas y hasta autoridades tuvieron que caminar largos trechos para llegar a su destino.
Los aymaras están decididos a quedarse el tiempo necesario, hasta que las autoridades del gobierno central atiendan sus reclamos.
Posteriormente, se convocó a una reunión de emergencia de autoridades y representantes de la sociedad civil y se acordó gestionar y exigir al gobierno central envíe una comisión de ministros y autoridades de primer nivel que atiendan este conflicto.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.