Keiko Fujimori asume el liderazgo del fujimorismo para lograr la presidencia de Perú

Keiko Sofía Fujimori Higuchi es hija del ex presidente Alberto Fujimori, quien purga condena por violación a los derechos humanos y de la ex congresista Susana Highuchi. Keiko cumplió 36 años durante su campaña, edad mínima para ser electa presidente del Perú. Ella es actualmente es congresista de la República y desde hace dos años dirige el partido Fuerza 2011.
Su experiencia política se inicia cuando en agosto de 1997, tras el divorcio de sus padres, se convirtió en Primera Dama de la Nación, con 19 años de edad. Dicho cargo lo ocupó hasta el año 2000. Realizó sus estudios de administración en Estados Unidos y tras ello retornó al Perú en 2005.
La financiación de dichos estudios no ha estado exenta de polémica, pues fue procesada por el origen del dinero con que pagó sus estudios. El ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos formuló una serie de afirmaciones que cuestionaron la credibilidad de la versión oficial ofrecida por Keiko Fujimori.
El inicio de su vida política se desarrolló de manera accidentada. Como congresista y líder de la bancada fujimorista, Keiko ha defendido las reformas ejecutadas en los años noventa por su padre, así como la defensa política del mismo, luego de que su padre viajara a Chile y se iniciara su proceso de extradición por crímenes de lesa humanidad.
Keiko Fujimori ha sido criticada por su desempeño parlamentario y por la cantidad de días que ha estado de licencia en el congreso. Así como la poca cantidad de leyes presentadas por ella.
Desde marzo de 2009, Keiko inició su campaña electoral con miras a las elecciones generales del Perú de 2011, donde postula a la presidencia por el partido Fuerza 2011. En la primera vuelta, celebrada el 10 de abril quedó en el segundo lugar de las preferencias electorales, detrás del candidato Ollanta Humala.
Keiko Fujimori ha logrado captar el agradecimiento que tiene la gente hacia el gobierno de Alberto Fujimori para lograr posicionarse bien en las preferencias del electorado. No obstante, los errores del gobierno de su padre han marcado las críticas a sus campañas, las mismas que no han merecidas respuestas contundentes.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.