Jóvenes piden ampliación de vacantes en escuela de policía en Puno

Durante el reciente conflicto social vivido en Puno se puso en evidencia la falta de un contingente policial capaz de controlar y restablecer el orden público.

Para intentar frenar la anarquía imperante, la dirección nacional de la policía dispuso el traslado de fuerzas especiales desde Lima y Arequipa, medida que resultó insuficiente, por los resultados que todos conocemos.

Es evidente que faltan más policías en el país, sin embargo desde hace tres semanas, en Puno cuarenta y siete jóvenes, acompañados de sus familiares, duermen a la intemperie, en carpas, frente al local de la escuela de la policía clamando ampliación de las vacantes.

Estos jóvenes aspiran a ser policías por que desean servir al país y afirman haber obtenido notas aprobatorias en todos los exámenes que les tomaron.

Hay señoritas que pese a no estar aclimatadas con el clima altiplánico permanecen en el lugar de la protesta poniendo en riesgo su salud.

Al cierre de este despacho, el director de la escuela se encontraba en la ciudad de Lima, buscando una respuesta al pedido de estos jóvenes, que por más de veinte días esperan ser atendidos.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.