Primera Dama visitó Huancavelica y llevó ayuda a la población

“No puede haber un peruano que no sea debidamente atendido”, expresó la Primera Dama de la Nación, Nadine Heredia, en el distrito de Acobamba, en la región Huancavelica adonde llegó para supervisar las acciones cívicas conjuntas que se realizan en diversas zonas de esa jurisdicción.

Ante miles de pobladores concentrados en el lugar, pidió a todos los sectores del Estado y la sociedad civil trabajar en beneficio de los más pobres del país y, asimismo, se comprometió a ser, como Primera Dama, la primera servidora de los peruanos más humildes.

La esposa del jefe de Estado hizo un recorrido por diferentes lugares del distrito huancavelicano para constatar personalmente las labores de ayuda social realizadas por diversas instituciones públicas como COFOPRI, EsSalud, AgroRural, entre otras.

También visitó el poblado de Llillinta, en el distrito de Pillpichaca, en la provincia de Huaytará, ubicado a 4,200 metros sobre el nivel del mar.

En ambos lugares se hizo entrega a la población de títulos de propiedad, frazadas, colchones y otro tipo de artículos para el friaje, y se brindaron asesorías jurídicas, atenciones médicas, entre otros servicios.

En declaraciones al canal estatal, Heredia indicó que el compromiso de este gobierno y del presidente Ollanta Humala es que el Estado haga sentir su presencia en los lugares más alejados del país donde se encuentran las poblaciones más necesitadas.
“Vengo en representación del Presidente (Humala). Queremos hacer del Estado un Estado sin soroche. Tienen ustedes nuestro compromiso para que los pueblos olvidados sean pueblos respetados”, enfatizó.

Agregó que desde el Ejecutivo se están trabajando las políticas públicas que puedan resolver los graves problemas que atraviesan nuestros compatriotas en esta parte del país.

“Lo que estamos haciendo debe servir para sensibilizar a la burocracia y los trabajadores del Estado”, manifestó al resaltar que con la próxima creación del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social se podrá atender directamente a los pueblos que han sido olvidados durante todos estos años.

Al terminar la ceremonia, la Primera Dama de la Nación recibió diversas muestras de cariño y afecto de la población, así como algunos presentes de la comunidad y de las autoridades locales.

Fuente: Prensa Palacio de Gobierno

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.