Menor que sufría de epilepsia murió al caer a un pozo de agua en Huanta

Una infortunada joven de apenas quince años de edad, que sufría de epilepsia, murió ahogada luego de caer a un pozo de agua, en el interior de su vivienda. El hecho ocurrió en la localidad de Tabla chaca a un extremo de la carretera Huanta Huamanga.

La menor fue identificada como Hilda Paucar Guzmán. Según declaraciones de la madre, la víctima había salido de su habitación y en cuestión de segundos ya no daba signos de vida, lo único que hizo la madre fue pedir auxilio a los vecinos quienes acudieron al lugar del trágico hecho sin que nada pudiesen hacer por la quinceañera.

Hasta el lugar se hizo presente la policía y la fiscal adjunta Elizabeth Caucho para el levantamiento del cadáver. La madre muy angustiada solicitó la ayuda de la población para poder enterrar a su hija. Los restos fueron trasladados a la morgue central para la necropsia de ley.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.