Las marcas y la importancia de conocer al consumidor

Para que un negocio logre éxito se requiere mucho esfuerzo de su dueño o dueños, además de sus trabajadores. Pero lo más importante es conocer al consumidor.

El público valora la honestidad y la atención de sus necesidades básicas y locales. Eso se refleja en una buena marca, atractiva sobre todo. Transmitir simpleza, cercanía física, emocional (como la cafetería Starbucks, que en Estados Unidos y en el resto del mundo busca que el cliente se sienta como en casa) y valores, también son aspectos importantes.

La relación con el consumidor es emocional en la mayoría de veces, más que racional. Al cerebro le atrae lo novedoso, gracioso y tangible, así como lo que hace daño como la comida chatarra, las formas orgánicas, la sencillez como la que hay en una computadora Mac) y las imágenes incompletas (como alguien a punto de tomar una gaseosa).

En suma, la creatividad no lo es todo. Detrás de una buena marca hay mucha estrategia y un largo estudio del consumidor. Las marcas deben tener identidad, inspirar y detonar un sentimiento agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.