Devoción por el Señor Cautivo en Tumbes

La devoción por el Señor Cautivo de Ayabaca se manifiesta una vez más en el distrito de Corrales, en Tumbes, donde cientos de devotos llegan hasta la iglesia donde se encuentra la sagrada imagen.

Durante la misa en honor del también llamado Cristo Prisionero, los fieles seguían llegando en peregrinación, unos caminando, otros de rodillas desde localidades lejanas de diferentes zonas norteñas del Perú

Cumplen así con la promesa que hicieron al Señor Cautivo, tras el milagro concedido especialmente en la curación de los enfermos.

La historia del Señor Cautivo se remonta al año de 1751, cuando un sacerdote de origen español mandó tallar esta imagen de singular expresividad.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.