Lima contra el ruido

Multas de 148 soles a conductores que hagan uso excesivo del claxon

Alcaldesa de Lima inspeccionó campaña ‘Lima contra el Ruido’ en el Cercado

  • Campaña informativa se inició este mes en las vías más ruidosas del Cercado de Lima
  • A partir del 27 de agosto sancionará con una multa de 148 nuevos soles a aquellos conductores que hagan uso de la bocina de manera innecesaria
  • Las acciones de fiscalización y sanción se realizarán de manera conjunta con la Policía Nacional de Tránsito y la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental

Lima contra el ruido

La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, supervisó el desarrollo de la campaña ‘Lima contra el Ruido’ para promover un cambio de comportamiento en los conductores de transporte público y privado, quienes muchas veces hacen uso innecesario de la bocina. De esta forma, se pretende disminuir la contaminación sonora en el Centro Histórico.

La autoridad edil llegó hasta el cruce de la avenida Abancay con el jirón Miró Quesada, donde instó a los conductores evitar el uso del claxon, salvo en una situación riesgosa o en caso de peligro inminente. “El ruido de la bocina produce un daño irreparable al sistema auditivo, además de generar estrés, irritación e hipertensión entre la población”, señaló.

Uno de los principales problemas que afecta a la ciudad es la contaminación sonora, lo cual perjudica la salud de vecinos y vecinas. Por ello, la comuna capitalina realizó un estudio sobre la contaminación sonora en el Cercado de Lima, el cual evidencia que las avenidas Abancay, Paseo Colón, Tacna, Garcilaso de la Vega, Nicolás de Piérola, Alfonso Ugarte, entre otras, presentan ruidos por encima de los niveles máximos permitidos, siendo el uso de bocinas de vehículos públicos y privados lo que genera más ruido.

La alcaldesa Susana Villarán indicó que según la Organización Mundial de la Salud, el nivel de ruido permitido es de 55 decibeles. Sin embargo, en avenidas como Abancay, Alfonso Ugarte y Garcilaso de la Vega se han detectado entre 80 y 90 decibeles, es decir, muy por encima del nivel deseable, afectando la salud de vecinos y vecinas. “Un solo bocinazo alcanza los 114 decibeles”, refirió la autoridad edil.

Situación similar ocurre en los alrededores de los hospitales del centro de la ciudad, como Arzobispo Loayza, Bartolomé Herrera y el Instituto Nacional Materno Perinatal, donde el ruido alcanza los 85 decibeles.

En la actividad también participó el sub gerente de Medio Ambiente de la Municipalidad de Lima, Gunther Merzthal, quien informó que el 54 por ciento de las personas que residen en el Centro Histórico se ve afectado por la contaminación sonora que hay en la zona.

Se impondrán multas

La campaña ‘Lima contra el Ruido’ comprende dos etapas. En la primera, que dura hasta el 26 de agosto, se informará y sensibilizará a los conductores sobre el uso adecuado de la bocina y los problemas que puede ocasionar a los peatones su empleo innecesario.

En una segunda etapa, que comienza el 27 de este mes, se iniciarán operativos permanentes con el apoyo de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental y la Policía Nacional de Tránsito, que sancionará a aquellos conductores que incumplan la norma vigente. La sanción por el uso indebido de bocinas asciende a 148 nuevos soles, conforme lo establece el Decreto Supremo N° 029-2009-MTC.

Estas intervenciones contribuirán a disminuir el ruido en las principales avenidas del Centro de Lima, por ejemplo en el entorno de cinco centros hospitalarios: Arzobispo Loayza, San Bartolomé, Instituto Nacional Materno Perinatal, Hospital Guillermo Almenara Irigoyen y el Policlínico Grau de EsSalud, para el bienestar de los pacientes.

Durante esta campaña también se ejecutarán acciones de fiscalización y control a establecimientos comerciales como restaurantes, bares, cantinas, imprentas, tiendas, casinos, entre otros, para que no generen ruidos molestos.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.