Entrevista a Epifanio Baca: Gobierno “guarda para sí las vacas gordas y tira las vacas flacas a las municipalidades”

El impacto en las regiones del Perú por la reducción del canon minero es diferenciado, así lo explicó el Coordinador del Grupo Propuesta Ciudadana, Epifanio Baca Tupayachi. La razón de esta diferencia es la mayor producción de las mineras en algunas regiones como Áncash y Cajamarca, lo cual les ha permitido compensar los efectos de disminución del canon minero. La situación ha sido diferente en Arequipa, Cusco, Puno, Pasco y Junín, a ello hay que sumar -indicó el especialista – el efecto negativo del gravamen minero y la caída del precio de los minerales a nivel mundial.
El Ministerio de Economía, explicó Baca, se ha propuesto realizar transferencias adicionales y préstamos que los gobiernos locales y regionales deberán pagar con ingresos futuros del canon. Sin embargo, estas soluciones han sido observadas por la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE) y la Red de Municipalidades Urbanas y Rurales del Perú (Remurpe) que proponen un fondo de compensación más grande que atienda las necesidades urgentes este año. Con respecto al presupuesto para el año 2014, el cual está por aprobarse, este aumentaría en 10 mil millones respecto al 2013; sin embargo, criticó Baca Tupayachi, lo que está haciendo el Ejecutivo es “guardar para sí las vacas gordas, las que dan buena leche, y tirar las vacas flacas a las municipalidades”, al reducir drásticamente su presupuesto.

En la segunda parte de la entrevista, el Coordinador del Grupo Propuesta Ciudadana, Epifanio Baca, detalló los cambios en la distribución del presupuesto general de la República para el 2014 entre el gobierno nacional y los gobiernos locales y regionales. “Esa distribución significa una recentralización del presupuesto” por lo que, precisó Baca, sólo en inversiones se ha programado 26 mil millones de soles de los cuales el 55% lo tiene el gobierno nacional, el 28% los gobiernos locales y el 18% los gobiernos regionales; esto significa que el gobierno nacional está aumentando en 1500 millones demás. “Es una decisión política del gobierno de Ollanta Humala, de tener un mayor control del presupuesto en un año electoral”. Esta forma de administración de parte del Ejecutivo proviene de períodos anteriores que crearon con relativo éxito el mito en la opinión pública “de que las municipalidades y los gobiernos regionales son malos gastadores, que gastan el dinero en cualquier cosa”, opinó el especialista.
Asimismo, criticó las decisiones centralistas del actual gobierno que se observan por ejemplo con el Fondo Mi Riego, del Ministerio de Agricultura, donde se realizan proyectos sin participación de los alcaldes y de la gente. Finalmente, Baca recomendó y advirtió que “este presupuesto – del 2014 – tiene que modificarse, porque de quedar así van a surgir protestas sociales. Sería un error político que el gobierno insista en esta distribución del presupuesto.”

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.