FONCODES invierte más de 6 millones de soles en Apurímac con proyecto Mi Chacra Emprendedora-Haku Wiñay

El lunes 7 de octubre, personal de FONCODES inspeccionará avances de proyectos productivos en el centro poblado de Ccapcca en el distrito de San Antonio de Cachi, provincia de Andahuaylas.


El Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (FONCODES) a través del Proyecto Mi Chacra Emprendedora – Haku Wiñay financia proyectos productivos por un monto de 6 millones 994 mil 873 nuevos soles en 11 centros poblados de 3 distritos de las provincias de Andahuaylas, Grau y Aymaraes en la región Apurímac, para mejorar el nivel de vida de 1,221 familias en situación de pobreza extrema.

A la fecha en los distritos de San Antonio de Cachi y Gamarra en las provincias de Andahuaylas y Grau ya se han instalado 686 módulos de riego tecnificado, 437 huertos a campo abierto con cultivos de hortalizas, 354 módulos de pastos cultivados, 686 módulos de abonos orgánicos, 114 parcelas de granos andinos (papa, maíz y otros), 28 módulos de agua segura, 28 cocinas mejoradas y 12 negocios rurales inclusivos de los concursos promovidos FONCODES. Asimismo está en la etapa de implementación y sensibilización la instalación de estos proyectos productivos en el distrito de Cotaruse.

Los usuarios del proyecto Mi Chacra Emprendedora – Haku Wiñay son mil 221 hogares de los centros poblados de Huatana, Cacchihuancaray, Ccapcca, Pichibamba, Collauro, Cruzpata, Palpacachi, Cotaruse, Promesa, Quillcaccasa y Pisquicocha pertenecientes a los distritos de San Antonio de Cachi, Gamarra y Cotaruse en la provincia de Andahuaylas.

En el partir del año 2014, se ampliará la intervención de Mi Chacra Emprendedora- Haku Wiñay a los distritos de Huancarama y Juan Espinoza de las provincias de Andahuaylas y Antabamba, donde se estima atender a otros 1,211 hogares rurales con un presupuesto de S/. 4.5 millones.

Con el proyecto Haku Wiñay”, uno de los principales proyectos de FONCODES, se desarrollarán capacidades productivas sostenibles en los hogares rurales de extrema pobreza, para contribuir en la seguridad alimentaria y la generación de oportunidades económicas autónomas. Todo ello con el liderazgo de los yachachiqs, los que tienen la función de trasmitir conocimientos y tecnologías locales.

El proyecto Haku Wiñay se inició con una experiencia piloto en los distritos ayacuchanos de Vinchos y Chuschi. Actualmente, el proyecto se viene implementando en 45 distritos de 13 regiones del país con una inversión de 81 millones de soles para atender a 24,600 hogares, preferentemente usuarios del programa JUNTOS.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.