Falta más independencia y mejoras técnicas en los Estudios de Impacto Ambiental

En nuestra secuencia AGENDA AMBIENTAL, Pilar Camero, de DAR, entrevistó a la investigadora en ciencias ambientales Mercedes Lu, quien es miembro de la Alianza Mundial de Derecho Ambiental una red global de abogados que se dedican a la defensa del interés público y del medio ambiente.
La especialista explicó las fases principales de la industria de hidrocarburos y sus impactos en nuestra naturaleza. Así, la fase de exploración de hidrocarburos, sea gas o petróleo, se caracteriza por la perforación exploratoria que se realiza para determinar si hay yacimientos.
La exploración implica el uso de explosivos, transporte, movimiento de logística, pero también generación de desechos tóxicos. Lu señaló que la colocación de explosivos se realiza a lo largo de la llamada línea sísmica y puede afectar la Amazonía: “Las líneas sísmicas pueden afectar ecosistemas frágiles, como es el caso nuestro. Esto no sucede en áreas desérticas, como en otros países, pero Perú tiene áreas bastante frágiles de la Amazonia… en el mar también hay efectos… Y no es cierto que no hay estudios porque sí se han publicado estudios sobre impactos de las pruebas sísmicas en cetáceos y especies de fauna marina”, mencionó.
Para la representante de ELAW, se requiere una mirada crítica, técnica e independiente, porque “no todas las empresas tienen la misma capacidad, los mismos principios… es necesario que el Estado y la ciudadanía participen en la toma de decisiones de Estudio de Impacto Ambiental que son necesarios en el caso de sísmica, de exploración…” precisó Lu.

En esta segunda parte de la entrevista a Mercedes Lu, miembro de la Alianza Mundial de Derecho Ambiental, conversamos sobre los impactos de la fase de explotación de la actividad de hidrocarburos que, en un promedio de 30 años, instalan en la zona explotada múltiples pozos, campamentos, transporte, etc.
Lu manifestó su crítica a los EIA desarrollados: “Yo he visto estudios, acá en el Perú, en los cuales se afirma que una cantidad importante de decenas de toneladas de residuos peligrosos van a ser transportados a Lima. Hay estudios que afirman eso… queda en el aire ¿qué va a pasar?, ¿quién es responsable?, ¿dónde es la deposición final?…”, a ello se suma los presupuestos irrisorios para el transporte de esos residuos.
Finalmente, calificó de “frondosa” la legislación en materia ambiental. Por ello, recomendó mayor rigor técnico en cómo se aprueba y revisa los EIA; mayor independencia y mejorar la capacidad técnica de agentes del Estado que revisan estos estudios, así como fortalecer la participación ciudadana.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.