Cicatrices del engaño: Víctimas de esterilizaciones forzadas comparten su historia

Recientemente, fue presentado el documental Cicatrices del engaño, el cual narra la historia de hombres y mujeres que fueron víctimas de las esterilizaciones forzadas en el Perú a través del plan de Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria, durante el gobierno de Alberto Fujimori. Al respecto, conversamos con Nylva Hiruelas, subdirectora de Hiperactiva Comunicaciones, y con Jessenia Casani, responsable de línea social de Demus.
“El Estado tiene una doble deuda pendiente con las mujeres: judicial, el deber de investigar y sancionar a los responsables de esta política, y una demanda en salud”, explicó la subdirectora de Hiperactiva Comunicaciones.
“Debemos solidarizarnos con estas víctimas para buscar justicia y reparación. La justicia ha tenido más retrocesos que avances. Debido a que hay una investigación parcial que fue archivada en enero de este año”, comentó la responsable de línea social de Demus.

En esta segunda parte de la entrevista, continuamos conversando con Nylva Hiruelas, subdirectora de Hiperactiva Comunicaciones y Jessenia Casani, responsable de línea social de Demus.
Hombres y mujeres de las regiones de Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Piura fueron los más afectados con el programa Anticoncepción Quirúrgica Voluntaria impulsado durante los años 1996-2000, por ello, Jessenia Casani lamenta que hayan pasado cuatro gobiernos y que ninguno haya implementado políticas para reparaciones.
“En el año 2006, el MINSA aprobó una norma de atención especializada para que las víctimas se registren; sin embargo, a la fecha, no existe tal mecanismo y tampoco hay una atención especializada que atienda a las víctimas por las secuelas de la experiencia”, explicó.
El documental Cicatrices del engaño fue producido con el apoyo de: CLADEM-Perú, DEMUS – Estudio para la Defensa de los Derechos de la Mujer y el CMP Flora Tristán. Será presentado, durante el mes de diciembre, en las regiones de Ayacucho y Cajamarca.

Mira estas noticias relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.