Archivo de la etiqueta: Alberto Pizango

Alto Amazonas: Paro de 24 horas en respaldo a dirigente Alberto Pizango

El Frente de Defensa y el Desarrollo del Alto Amazonas convoca a paro de 24 horas en la ciudad de Yurimaguas, en respaldo al dirigente indígena Alberto Pizango, acusado de ser uno de los principales responsables de los violentos sucesos del “Baguazo”, en el año 2009.

Pueblos Indígenas piden aprobar la Ley de Consulta Previa

Al celebrarse el Día internacional de los Pueblos Indígenas, la ministra de cultura Susana Baca se reunió con representantes de organizaciones nativas del país.

Dentro de la agenda de los pueblos indígenas está pendiente la promulgación de la Ley de Consulta Previa.

El Presidente de Aidesep, Alberto Pizango, manifestó: “No puede quedar pendiente porque eso es un compromiso de los peruanos de los ciudadanos peruanos y creo que en ese marco de compromiso tenesmos que seguir impulsando el dialogo abierto y sincero.”

Asimismo, representantes indígenas expresaron la situación actual que viven las comunidades nativas.

La Presidenta de Culturas Indígenas Del Peru – CHIRAPAQ, Tarcila Rivera Zea
dijo: “Los pueblos indígenas lo único que están pidiendo son derecho como cualquier ciudadano pero somos de culturas especificas y de procedencia de regiones especificas, entonces también con leguas y expresiones culturales propias…”

Por su parte la Presidenta de la Red de Mujeres Indígenas del VRAE de la cuenca del Mantaro, Luz Jáuregui Cuadros, agregó : “Que haya presencia del gobierno haya en nuestras zonas para de esta manera tener la seguridad alimentaria en nuestros niños indígenas que son el futuro del Perú nuestros niños y jóvenes que nosotros necesitamos que ya no se ahonde más el narcoterrorismo porque queremos una cultura de paz con una vida digna.”

El encuentro de los representantes indígenas con la Ministra de Cultura finalizó con una muestra de danzas típicas de la selva y la sierra del Perú.

Alberto Pizango es presentado por sus aliados del movimiento Inka Perú en Ayacucho


En conferencia de prensa el líder indígena Alberto Pizango indicó que el movimiento Inka Perú no es netamente electorero, sino que busca conocer a profundidad las demandas sociales de la población. De la misma manera señaló que no se presentará a los comicios del proximo año.

Pizango califica de absurdas objeciones del Gobierno a ley de consulta previa


“Una minoría que maneja el poder no puede seguir secuestrando o atropellando a 28 millones de peruanos”, así se expresó el presidente de Aidesep, Alberto Pizango, quien calificó duramente al gobierno peruano por favorecer a las empresas trasnacionales y poner trabas en la Ley de consulta previa. “Las observaciones son muy absurdas por parte del gobierno y a la vez también mucho tiene que ver con el concepto de racista que tiene el gobierno y que favorece a las empresas trasnacionales y no a la gran mayoría de peruano como él mismo lo recalca”.

De otro lado, Alberto Pizango, se refirió a su situación legal tras su retorno al país procedente de Nicaragua, país en el que recibió asilo político. “Yo estoy afrontando el juicio estamos avanzando con la presentación a dar mis declaraciones acá en Lima específicamente, y ya de aquí posiblemente el 30 de este mes vamos a ir al juicio…”. Pizango es procesado por violar la tranquilidad pública y hacer apología respecto a los delitos de sedición y motín en agravio del Estado tras los sucesos en Bagua ocurrido el pasado 5 de junio del año pasado.

Cambian orden de detención por comparecencia para dirigente indígena Teresita Antazú

La defensa de Teresita Antazú insistió y logró su cometido. El 18 de este mes la Sexta Sala Penal de la Corte Superior de Lima presidida por Carlos Escobar otorgó la orden de comparecencia a la líder indígena, así como a los dirigentes de AIDESEP Marcial Mudarra, Servando y Saúl Puertas. “De hecho, parte de los fundamentos de la Resolución en la cual ordenan su comparecencia es porque Flora Tristán garantizó la presencia de Teresita Antazú. Y además señaló como su domicilio transitorio en la ciudad de Lima nuestra institución”, dijo Ivonne Macassi, Coordinadora de Derechos Humanos de Flora Tristán.

Sin embargo, para que Teresita acuda a rendir su manifestación libremente como le corresponde, el juez primero tiene que levantar la orden de captura mediante un oficio. Esa será la única manera de garantizar el libre tránsito de la líder indígena. La defensa de Antazú agregó que en el caso del ex presidente de AIDESEP, Alberto Pizango, incluido también en la acusación, se mantiene la orden de detención por un motivo: “El fundamento el cual señala en el caso de Pizango es porque él ya se encuentra asilado en Nicaragua y esto evidenciaría –según señalan en la resolución- un ánimo de no presentarse a la justicia. Sin embargo, nosotras consideramos que eso no es lo más apropiado porque sí el pidió el asilo era porque en ese momento se sacó la orden de detención sin haberlo citado previamente”.

Cabe recordar que en contra de la líder yanesha pesaba una orden de detención por los delitos de sedición, conspiración y motín por haber participado de una conferencia de prensa junto a Alberto Pizango, y otros indígenas, veinte días antes de los hechos de Bagua.

AIDESEP anuncia paro mientras no cese persecución a dirigentes

El paro de transportistas en Lima fue parcial, aunque hubo algunos detenidos. A esta situación, se sumó la marcha promovida por la CGTP que junto a dirigentes indígenas se concentraron en la plaza Dos de Mayo para exigir al gobierno: la renuncia del gabinete, aumento de remuneraciones, suspensión de los acuerdos de libre comercio, entre otras demandas. “Pedir garantías para el retorno de Alberto Pizango, quien tiene que venir a encabezar la lucha de los pueblos indígenas… Decirle al presidente García, que la corrupción en su gobierno no es un complot internacional, sino alcanza a los militantes apristas que ahora tienen total impunidad”, dijo Mario Huamán, secretario general de la CGTP.

Por su parte, la presidente interina de AIDESEP, Deysi Zapata, anunció que seguirán con el paro mientras no cese la persecución a los líderes nativos. “Este paro tiene que continuar hasta que el gobierno escuche las propuestas de los pueblos indígenas y amazónicos”, subrayó. En el mitin, los cientos de manifestantes “quemaron” a todo el gabinete ministerial. A la vez un helicóptero merodeaba la zona. Durante la movilización, no se registraron disturbios ni heridos. El fuerte resguardo policial se hizo sentir.

Pizango aclara que organizaciones indígenas no han roto diálogo con PCM

El presidente del Consejo de Ministros, Yehude Simon, dijo: “Hemos decidido seguir trabajando nosotros solos hasta que el señor Pizango vuelva”. Así el primer ministro se refirió a la ausencia de Alberto Pizango en la mesa de diálogo instaurada por el Gobierno y los pueblos indígenas el lunes pasado. Sin embargo, Pizango aclaró: “Nosotros hemos mandado una carta dos días antes, diciendo que ya no era necesario nuestra presencia ahí. Por eso es que hemos enviado a nuestros técnicos y esto ha sido tomado que porque nosotros no hemos ido no se hace el trabajo”.

Asimismo, el representante nativo adelantó que, en caso se derogue este jueves en el Pleno del Congreso, el decreto legislativo 1090, los pueblos indígenas y amazónicos depondrán su medida de fuerza. No obstante, si ocurre lo contrario, los pueblos se replegarán en sus territorios. Por otro lado, las denuncias impuestas en su contra por parte del Estado ya no son por sedición ni rebelión, sino que estás han sido ampliadas a la modalidad de motín. En ese sentido, las calificó de amedrentamiento.

Respondió, además, a las acusaciones que le hiciera una ex tesorera de AIDESEP por una supuesta malversación de fondos. “Acá está la denuncia me acaba de llegar y lo veo como una manipulación de parte del Estado. Mañana viene APCI a auditar nuevamente justamente por culpa de esta señora que está siendo utilizada por gente del Estado”, subrayó.

Denuncian que se está criminalizando la protesta social en el país

El paro de los indígenas amazónicos está por cumplir dos meses. Frente a esta situación, el Gobierno no ha resuelto sus demandas. Sin embargo, ha optado por denunciar a los principales líderes nativos por conspiración, rebelión y sedición. Así lo señaló Alberto Pizango, presidente de AIDESEP, quien informó que “a mí me han hecho llegar esta notificación y me parece una notificación a raíz de la declaratoria insurgencia, estamos reclamando nuestros justos derechos y no es posible que el gobierno no quiera atender nuestros pedidos. En el artículo 46 de la Constitución Política dice que la sociedad civil tiene derecho a la insurgencia. E inmediatamente de haber declarado insurgencia me mandan la notificación y que es muy curioso que no lleva ni siquiera el número de citación y donde me acusan por cuatro cargos: rebelión, sedición, conspiración y apología”.

Al respecto, la congresista Janeth Cajahuanca señaló que “en nuestro país se ha aprobado una ley para criminalizar la protesta, es decir aquel que no piense tan igual que el Sr. Alan García, por solamente manifestar su opinión es perseguido”. Si bien en algunos casos, las protestas sociales podrían tener una motivación política, otras se originan por motivos justos y, sobre todo, por la exclusión social en la que varios pueblos del país viven. A ello se suma la casi nula presencia del Estado en comunidades indígenas y amazónicas. Incluso si algunos nativos tomaron algunas actitudes radicales como la toma de embarcaciones, fueron reprimidos de forma violenta.

AIDESEP y Congreso discrepan sobre derogatoria o modificatoria de controvertidas normas

Una reunión más y no llegaron a ningún acuerdo. El representante de AIDESEP, Alberto Pizango, se reunió con el presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén, para analizar la derogatoria de los decretos legislativos que, según los pueblos indígenas y amazónicos, atentan contra la conservación de sus territorios. “Ahora estamos en ese proceso de dialogo. Hemos quedado en que nosotros vamos a volver a consultar porque los pueblos quieren derogatoria y ellos dicen modificatoria”, sostuvo Pizango.

Además, señaló que los pueblos amazónicos e indígenas no se muestran intransigentes. “Nosotros los pueblos indígenas a pesar de que somos marginados, atropellados, vulnerados en nuestros derechos, seguimos en este proceso de diálogo en aras de que sean escuchados los pueblos”, afirmó el dirigente.

Se instala Mesa de Diálogo entre AIDESEP y la Presidencia del Consejo de Ministros

Luego de tres horas de reunión, se logró instalar la Mesa de Diálogo entre los pueblos indígenas y el Gobierno. Sin embargo el paro amazónico y el estado de emergencia declarado en esta zona seguirán. En esta reunión los puntos a tratar fueron: la instalación de una mesa de diálogo entre los pueblos indígenas y amazónicos además de llegar a un acuerdo si se levanta el paro y el estado de emergencia declarado en esta parte del país.

Los veinte indígenas que llegaron hasta la Presidencia del Consejo de Ministros en Miraflores, encabezado por Alberto Pizango, representante de AIDESEP, ratificaron una vez más que la huelga continuará. El motivo del paro amazónico acatado hace unas semanas es por que el gobierno se niega a derogar los decretos ley que, según los pueblos indígenas y amazónicos, atentan contra sus derechos.

Organizaciones indígenas están divididas en torno a paro o diálogo con el gobierno

Esaúl Ríos, representante de CECONAMA, sostiene que “hay ciertas organizaciones liderado por al AIDESEP en la región Comaro, ellos optaron por el paro. Pero sin embargo en el bajo Urubamba, nosotros estamos esperando agotar el diálogo, ya hemos empezado hace poco”. Para Alberto Pizango, representante de AIDESEP, el gobierno se está aprovechando de la discrepancia existente entre organizaciones amazónicas, para violar los derechos de los pueblos indígenas. Además no se explica por qué el gobierno sí conversa con CECONAMA y no con AIDESEP, a pesar de que el primer ministro Yehude Simon, en acta firmada el 20 de abril, se comprometió a formar una mesa de diálogo.

“A pesar de que Yehude Simon se ha comprometido donde dice claramente se acuerda conformar una comisión nacional para abordar los temas vinculados. Nombrar una comisión nacional de diálogo mediante un decreto supremo entre el ejecutivo y AIDESEP”, agregó Pizango, quien además desmintió que el paro amazónico se esté politizando. “Ha hecho una contracampaña tremendo el gobierno. Mauricio Mulder, dijo que AIDESEP recibió 14 millones de soles para financiar la movilización. Donde están las pruebas que me traigan a mí las pruebas”, cuestionó. El dirigente señaló que los decretos legislativos sí atentan contra la amazonia peruana, ya que más del 72% de concesiones mineras, exploración y explotación de hidrocarburos se encuentran en esta zona.

A un año de la consulta de Majaz: las lecciones de la protesta amazónica

consulta-vecinal-por-majazEl 16 de setiembre se cumple un año de la realización de la consulta vecinal en Ayabaca, Carmen de la Frontera y Pacaipampa. Una de las razones por las que se realizó la consulta fue demostrar que el gobierno nacional no podía tomar decisiones sin tener en cuenta la opinión y las opciones de desarrollo que la población de estos distritos viene promoviendo. No es coincidencia que, recientemente, las comunidades nativas de la amazonía peruana se hayan visto obligadas a expresar su desacuerdo con una serie de decretos legislativos que pone en riesgo la propiedad de sus tierras y la institucionalidad de sus organizaciones, consiguiendo que el Congreso de la República paralice la implementación de dos de las normas aprobadas por el Ejecutivo que atentan contra sus derechos, justamente porque no fueron consultadas ni con las comunidades ni con el Congreso antes de su aprobación.

En ambos casos, la respuesta del gobierno ha sido acusar que existían intereses ocultos, desestabilizadoras campañas y calificar a las personas que participaban en estas medidas de ser manipuladas. La convicción de los líderes comunales y nativos, de las autoridades locales involucradas y el respaldo que otros sectores les brindaron, hicieron que el gobierno tuviera que modificar su posición y aceptar a regañadientes que tenía que escuchar el punto de vista de las comunidades. Pero hay que indicar también, que si bien la consulta sobre Majaz y la protesta amazónica han mostrado que las organizaciones campesinas y nativas tienen voz propia y capacidad para expresar sus intereses, en ninguna de estas situaciones se ha dicho aún la última palabra. Sin embargo, pienso que existen condiciones para que el resultado sea beneficioso para el país y las comunidades. ¿De qué depende?

Institucionalizar mecanismos de consulta y de participación reales

En este momento, existe mayor conciencia en el país de que es necesario institucionalizar la consulta previa como una condición para la realización de cualquier proyecto que pueda afectar los recursos que los pobladores de áreas rurales requieren para asegurar y reproducir sus medios de vida. Teniendo como base los avances existentes en la normativa internacional y las experiencias como las de Tambogrande y Majaz, se requiere avanzar en establecer los procedimientos y requisitos para que la consulta sea legítima y viable. Es necesario evitar que sea sólo un mero formalismo que no garantiza los derechos de las comunidades y también que se convierta en un veto a toda iniciativa de inversión que provenga de fuera de ellas.

Se requiere, además, considerar los procedimientos adecuados para resolver situaciones en las cuales entran en conflicto los intereses de las comunidades con los proyectos que pueden generar reales beneficios a un número mayor de personas o al conjunto del país. En esos casos, es fundamental que las poblaciones afectadas perciban que cualquier cambio que pueda producirse en sus actuales condiciones sea para mejor y surja de un acuerdo y no sea fruto de una imposición. Para que ésto sea posible, creo que en la actualidad por el alto nivel de desconfianza que existe en el Estado se requeriría de la participación de organismos nacionales o internacionales con altos niveles de credibilidad.

Es importante tener en cuenta que, en un sector de las empresas mineras, existe una posición favorable hacia el establecimiento de estos mecanismos. Además, ve de manera positiva que la decisión de las comunidades sea tomada con el mayor número posible de sus miembros, porque es conciente de que una condición necesaria para la viabilidad de sus proyectos, en el largo plazo, es contar con la aceptación de las población al desarrollo de las actividades extractivas. Escenarios conflictivos o de alta incertidumbre no favorecen proyectos que requieren de muchos años para desarrollarse.

Reconocer que la modernidad y el combate a la pobreza no vienen de fuera de las comunidades

La protesta amazónica y los medios de comunicación nos han permitido a muchos conocer a líderes sociales como Alberto Pizango, presidente de AIDESEP y a través de sus declaraciones darnos cuenta que la mayoría de quienes habitamos en las ciudades y en la costa peruana no sabemos qué viene sucediendo en la sierra y selva rural. Hace un tiempo, un piurano me decía que eran pocos los habitantes de la ciudad de Piura que conocían qué sucedía en Ayabaca o en Huacambamba, o aquellos que sabían que el departamento era uno de los principales productores de café orgánico de alta calidad, muy apreciado internacionalmente y que es producido por cientos de productores organizados en cooperativas y asociaciones (y que a la vez son ronderos). Éste es un logro en el cual el Estado ha tenido poco que ver. Eso es en Piura, pero existen cientos de experiencias que muestran que la sierra y las comunidades son viables económica, social y ambientalmente si se parte de la construcción de una alianza sólida, basada en el reconocimiento y el respeto, con las poblaciones que en ellas habitan.

Más bien, es una pena que en estos tiempos sea desde el gobierno que nos transmitan la idea que en las comunidades sólo hay atraso, pobreza y que la salvación viene de fuera de ellas. Mas aún, que su superación se relacione únicamente a la extracción y exportación de recursos y que para que esto sea posible, las comunidades deban subordinarse a la voluntad del Estado y de la gran empresa. Sin embargo, gente como Gastón Acurio o el viajero Rafo León, nos vienen ayudando a tener una visión distinta del país y de los peruanos, a revalorizar el trabajo de domesticación de especies de los productores andinos, a apreciar nuestra comida, nuestra tierra y nuestra gente. Todos valen la pena de ser visitados y conocidos para que constatemos que pueden establecerse alianzas entre empresa privada y comunidades en las que ambas ganan.

Fernando Romero Bolaños es licenciado en sociología por la Pontificia Universidad Católica del Perú.