Archivo de la etiqueta: Cooperacción

Llaqtanchispaq, nueva revista virtual para el público de Apurímac

Siete organizaciones que trabajan en Apurímac se han unido para lanzar una revista virtual que tiene su correlato en video, así “Llaqtanchispaq” informa del acontecer local, nacional y mundial a través de la web en texto y video, en su presentación ellos dicen:

La Revista Llaqtanchispaq es un modesto esfuerzo del Grupo Apurímak Llaqtanchis Rayku, orientado a llegar con noticias relevantes a líderes y lideresas sociales de nuestra región Apurímac. En tiempos en que la televisión y sus programas de muy baja calidad humana, buscan distraernos y atontarnos, creemos que es muy importante llegar con formas innovadoras a nuestra gente, a nuestro pueblo, de manera que la comunicación sea una herramienta de liberación y no de adormecimiento.

Las instituciones involucradas en este empeño son:

  • Aprodeh
  • Broderlick Delen
  • CBC
  • Ceproder
  • Cooperacción
  • Madre Coraje
  • Tarpurisunchis

Entrevista a Emma Gómez de CooperAcción: Minería informal e ilegal será nuevo foco de conflicto

La minería informal es uno de los primeros focos de conflicto social a nivel nacional con un crecimiento explosivo y descontrolado fundamentalmente en la explotación de oro. Así lo alerta y lo advierte el décimo tercer Observatorio de Conflictos Mineros en el Perú. Conversamos al respecto con Emma Gómez, Subdirectora de CooperAcción.

Revelan que minería en Sur Andino produjo cambio de roles en las mujeres


Empleo temporal que brinda la empresa minera Xstrata en las Bambas y Tintaya son asumidas por mujeres, así lo revela el libro “Impacto de la Minería en la vida de hombres y las mujeres en el Sur Andino” de Julia Cuadros Falla. Limpieza de caminos, acarreo de piedras, uso de lampas y picos son las principales actividades que realizan las mujeres de manera temporal el empleo que le ofrecen las empresas mineras Xstrata en Las Bambas Apurimac y Tintaya en Cusco.

Así lo da cuenta el estudio realizado por Julia Cuadros Falla, Subdirectora de la Organización CooperAcción. “Y hemos concluido a partir de dos estudios de caso uno en las bambas Apurímac y otro en la mina Tintaya en el Cusco, que la minería impacta diferente y que en esa medida las mujeres y los hombres también se tienen que preparar para poder enfrentar una situación que es nueva para ellos y lo que hemos visto es que lamentablemente están habiendo un cambio de roles que no están favoreciendo a las mujeres y que por el contrario lo que están haciendo es perjudicarlas”.

Precisamente, los nuevos roles asumidos por las mujeres en esta esfera productiva les ha ocasionado conflictos de género que deben ser atendidas debidamente. “Pero por el otro lado también tiene una serie de recomendaciones para el Estado y empresas privadas con la finalidad de que si se van a desarrollar actividades mineras en esas zonas, se haga de la mejor manera y eso contribuya realmente al desarrollo”, sostuvo la investigadora. Este material es producto del trabajo de Cooperacción en el campo del acompañamiento a las comunidades campesinas en zonas de influencia de actividades mineras.

Conflictos aumentaron de 15% a 50% según Cooperacción

En la última década han aumentado los conflictos sociales en nuestro país y especialmente los llamados conflictos socio ambientales. Según el último reporte de la Defensoría del Pueblo, correspondiente al mes de junio de este año, este tipo de conflictos representan la mitad del total, sumando 126 situaciones de tensión y polarización social en nuestro país. Y hace apenas 5 años, los enfrentamientos causados por la actividad minera descontrolada representaban sólo un 15 por ciento de los casos registrados.
Según Cooperacción, las situaciones presentadas se han producido por contaminación de los recursos naturales en actividades de extracción, como el derrame de petróleo en el río Marañón y el desborde de relave minero en Huancavelica; hechos que generaron la atención y el despliegue de información en los medios de comunicación, por las graves consecuencias ambientales en ambas regiones.
Estos desastres recientes ponen en cuestión a los órganos de fiscalización del Estado, ya que vemos cómo el gobierno no ha prevenido, ni regulado ni fiscalizado suficientemente estos casos que vienen generando el rechazo de muchas comunidades a la actividad minera. Pero lo preocupantes es que tal incapacidad del Estado favorece la aparición de nuevos conflictos.