Archivo de la etiqueta: Colegio Fernando Wiese

Colegio Fernando Wiese 52 años de entrega a niños con sordera

“Tú le acuestas en la cama, le acuestas así, Le puede reventar un cuete y no te escucha nada, es una personita que está así”. La hija de Indaura Román nació con sordera severa, los pronósticos para que su pequeña pueda hablar eran negativos.

Hoy su hija, Ana Patricio Córdoba tiene siete años de edad y gracias a un implante coclear puede oír y cantar, igual que muchos niños del Colegio Fernando Wiese Eslava.

Manuel es otro niño que junto a su familia tuvieron que mudarse desde Puno a Lima y así lograr su rehabilitación.

El método auditivo oral es la fórmula para que estos niños sordos puedan entrar a un mundo de sonidos. Este método consiste en aprovechar al máximo la capacidad auditiva que tienen, ayudados por audífonos o implante coclear.

Ellos lo que hacen en ese momento es adquirir el lenguaje correcto que nosotros le estamos estimulando nuevamente pero partimos de la base de lo que el niño nos está dando.

Hace cincuenta años, Grimanesa Wiese pasó por la misma situación que Indaura, pero no se rindió y decidió dar un paso en grande. Ella fundó el colegio Fernando Wiese.

Tener un hijo sordo para Grimanesa no fue un obstáculo, por el contrario fue un objetivo de vida. Un motivo de lucha para sacarlo del silencio.

Hoy hasta este lugar llegan niños y niñas de todas del país. Ellos son educados en tres niveles, estimulación temprana, inicial y primaria, para que después sean incluidos en colegios normales y seguir con su educación como cualquier niño o joven.

“Tratamos de incluirlos de acuerdo a sus pares en los colegios regulares para que sea una inclusión digna una inclusión que el chico llega y pueda desempeñarse como sus pares oyentes”, señala una docente del colegio Fernando Wiese.

La entrega y el servicio de este colegio han sido reconocidos con el Premio Esteban Campodónico de la Universidad de Piura. Este centro educativo recibirá 10 mil dólares a fin de continuar con su vocación solidaria.

“El reconocimiento es merecido, pues en este colegio no importan los recursos económicos de los niños ni el lugar de donde vengan. Aquí los pequeñitos son rehabilitados para vencer las barreras de escuchar más allá de su voz interior”, refiere Silvia Guerrero, secretaria ejecutiva del Premio Campodónico 2011.