Archivo de la etiqueta: Majaz

Justicia británica congela US$8 millones de minera que violó DDHH en Piura

Como un precedente para las empresas transnacionales que violen los derechos humanos, calificó el integrante de la Red Muqui, José De Echave, al congelamiento de casi ocho millones de dólares a las cuentas de la empresa Monterrico Metals, propietaria de la minera Río Blanco, ex Majaz, tras la demanda de comuneros de Piura por torturas durante una protesta. «Mientras en Inglaterra hay una reacción de los tribunales británicos frente a un impacto muy claro de esta empresa en los derechos de las comunidades que han sido afectadas, en el Perú no se ha hecho absolutamente nada y no hay una actuación similar a la de Inglaterra y más bien se sigue teniendo una actitud muy permisiva frente a una situación como la que se ha dado en el Perú», expresó.

Aunque Monterrico Metals, que pasó a manos de una empresa china, negó haber ejercido control sobre la operación policial que desalojó a varios comuneros que se oponían a la actividad minera, las fotos registradas por un periodista local comprobaron lo contrario. La Corte Británica hizo primar el principio de que las multinacionales son legalmente responsables por las violaciones de derechos humanos que sucedan durante sus actividades en el extranjero. Se espera que el dinero retenido se destine a los pobladores de Piura que fueron secuestrados y torturados en el 2005 por fuerzas policiales y personal de seguridad que prestaba servicios al proyecto minero Río Blanco.

Torturas en Majaz: Audios inéditos e imágenes de la liberación

Los actos de secuestro, tortura y violación de los derechos humanos que sufrieron 28 comuneros de Ayabaca en las instalaciones de la minera Majaz -hoy Río Blanco- han sido noticia en varios medios, tras la publicación de un conjunto de fotografías que hicieron posible levantar la denuncia contra esta empresa y contra los policías implicados en estos repudiables hechos.

Julio Vásquez Calle, periodista de Radio Cutivalú en 2005, cubrió la larga marcha pacífica que 3000 comuneros del sector Río Blanco y las comunidades de Yanta, Ayabaca y Huancabamba iniciaron hacia las instalaciones del campamento minero para demostrar su rechazo a la explotación minera. La marcha se inició el día 25 de julio del 2005 y terminó de manera violenta el 1 de agosto en la afueras de la minera con sólo 150 comuneros.

Liberacion de torturados en Majaz

En este post incluimos 5 audios de los reportes que diera Julio Vásquez a Radio Cutivalú durante la cobertura de esta marcha antiminera. En el primero de ellos (23 de julio) el periodista informa sobre la convocatoria de la marcha. El segundo audio (25 de julio) es el informe del día de inicio de la marcha. En este reporte se da cuenta de la ruta a seguir y de las expectativas de convocatoria de la marcha.

El tercer audio -quizá el más importante- es el reporte del día 1 de agosto, fecha de la detención (secuestro) de los 28 comuneros por los agentes policiales y donde se da cuenta de la magnitud de violencia que empleó el cuerpo policial para contener la marcha que ya se encontraba en las afueras del campamento minero de Majaz. En este audio se informa acerca de un agente de sobrenombre «Zancudo», además del ambiente de guerra en que se convirtió esta marcha.

Los audios finales (del 4 de agosto) son la conferencia de prensa brindada por los comuneros, horas después de su liberación en la ciudad de Piura, así como el programa que salió al aire ese mismo día.

23 julio: Anuncio de marcha (1’34»)
[audio:http://enlacenacional.com/wp-content/2009/01/majaz-23julio-vasquez_anuncio-marcha.mp3]

25 julio: Primer día de concentración (9’40»)
[audio:http://enlacenacional.com/wp-content/2009/01/majaz-25julio-vasquez-Molero-Alcalde.mp3]

1 agosto: Último reporte de Julio Vásquez (3’28»)
[audio:http://enlacenacional.com/wp-content/2009/01/majaz-1ago-vasquez-ultimoreporte.mp3]

4 agosto: Conferencia de prensa de comuneros ya liberados (48’56»)
[audio:http://enlacenacional.com/wp-content/2009/01/majaz-04ago-confprensa-LIBERADOS.mp3]

4 agosto: Programa en vivo (35’19»)
[audio:http://enlacenacional.com/wp-content/2009/01/majaz-04ago-PROGRAMAVIVO-liberados.mp3]

Seguir leyendo Torturas en Majaz: Audios inéditos e imágenes de la liberación

Denuncian torturas a comuneros en 2005 por parte de minera Majaz, en Piura

En julio del 2005, veintiocho comuneros que realizaban una marcha pacífica hacia las instalaciones de la minera Majaz, en Piura, fueron secuestrados y torturados por personal policial que resguardaba las instalaciones de dicha empresa. Tres años después, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos presenta una serie de fotografías que exponen por primera vez las torturas a las que estos comuneros fueron sometidos.

Mario Tabra, dirigente comunal, describió los maltratos y abusos cometidos en su contra. Junto con los comuneros, fueron secuestradas dos mujeres y un periodista de Radio Cutivalú, quienes han sido denunciados como terroristas por parte de la compañía minera. Elizabeth Cuya fue una de las dos mujeres secuestradas junto con los comuneros. Ella relata cómo el hecho ha provocado que sean tildados de terroristas, lo cual los ha afectado psicológicamente.

Estas medidas extremas representan la violación de derechos humanos, situación que pone en primera plana el conflicto existente entre las mineras y las comunidades. En ese sentido, Tabra explicó que la población en la zona no desea cambiar su modelo de desarrollo que está basado en la agricultura, mientras que el periodista Julio Vásquez precisó que la minería lo que pondría en riesgo no es solamente la calidad de agua sino también la cantidad. Por eso ven con peligro la instalación de una empresa minera.

Con las pruebas fotográficas presentadas en el Ministerio Público de Piura, se busca dar inicio a un proceso en contra de los responsables civiles y militares que permitieron la tortura de los comuneros, la desaparición de un menor de 16 años y la muerte del campesino Melanio García. Por su parte, Ronald Gamarra, presidente de la CNDDHH, sostuvo que «para nosotros está claro en las fotografías que él habría muerto según la pericia médica en la tarde o en todo caso en la noche del día 2. Las fotografías que se muestran acá corresponden a él el día uno, vivo y en las instalaciones de Majaz. Por lo tanto ahí hay un acto que debe ser seriamente esclarecido. Quiénes lo agredieron y en todo caso porque no se le dio la atención que requería una persona que se ve seriamente afectada y que en todo caso parece ser que agonizó y que finalmente murió sin que se le presten las atenciones que requiere cualquier persona en su estado».

A un año de la consulta de Majaz: las lecciones de la protesta amazónica

consulta-vecinal-por-majazEl 16 de setiembre se cumple un año de la realización de la consulta vecinal en Ayabaca, Carmen de la Frontera y Pacaipampa. Una de las razones por las que se realizó la consulta fue demostrar que el gobierno nacional no podía tomar decisiones sin tener en cuenta la opinión y las opciones de desarrollo que la población de estos distritos viene promoviendo. No es coincidencia que, recientemente, las comunidades nativas de la amazonía peruana se hayan visto obligadas a expresar su desacuerdo con una serie de decretos legislativos que pone en riesgo la propiedad de sus tierras y la institucionalidad de sus organizaciones, consiguiendo que el Congreso de la República paralice la implementación de dos de las normas aprobadas por el Ejecutivo que atentan contra sus derechos, justamente porque no fueron consultadas ni con las comunidades ni con el Congreso antes de su aprobación.

En ambos casos, la respuesta del gobierno ha sido acusar que existían intereses ocultos, desestabilizadoras campañas y calificar a las personas que participaban en estas medidas de ser manipuladas. La convicción de los líderes comunales y nativos, de las autoridades locales involucradas y el respaldo que otros sectores les brindaron, hicieron que el gobierno tuviera que modificar su posición y aceptar a regañadientes que tenía que escuchar el punto de vista de las comunidades. Pero hay que indicar también, que si bien la consulta sobre Majaz y la protesta amazónica han mostrado que las organizaciones campesinas y nativas tienen voz propia y capacidad para expresar sus intereses, en ninguna de estas situaciones se ha dicho aún la última palabra. Sin embargo, pienso que existen condiciones para que el resultado sea beneficioso para el país y las comunidades. ¿De qué depende?

Institucionalizar mecanismos de consulta y de participación reales

En este momento, existe mayor conciencia en el país de que es necesario institucionalizar la consulta previa como una condición para la realización de cualquier proyecto que pueda afectar los recursos que los pobladores de áreas rurales requieren para asegurar y reproducir sus medios de vida. Teniendo como base los avances existentes en la normativa internacional y las experiencias como las de Tambogrande y Majaz, se requiere avanzar en establecer los procedimientos y requisitos para que la consulta sea legítima y viable. Es necesario evitar que sea sólo un mero formalismo que no garantiza los derechos de las comunidades y también que se convierta en un veto a toda iniciativa de inversión que provenga de fuera de ellas.

Se requiere, además, considerar los procedimientos adecuados para resolver situaciones en las cuales entran en conflicto los intereses de las comunidades con los proyectos que pueden generar reales beneficios a un número mayor de personas o al conjunto del país. En esos casos, es fundamental que las poblaciones afectadas perciban que cualquier cambio que pueda producirse en sus actuales condiciones sea para mejor y surja de un acuerdo y no sea fruto de una imposición. Para que ésto sea posible, creo que en la actualidad por el alto nivel de desconfianza que existe en el Estado se requeriría de la participación de organismos nacionales o internacionales con altos niveles de credibilidad.

Es importante tener en cuenta que, en un sector de las empresas mineras, existe una posición favorable hacia el establecimiento de estos mecanismos. Además, ve de manera positiva que la decisión de las comunidades sea tomada con el mayor número posible de sus miembros, porque es conciente de que una condición necesaria para la viabilidad de sus proyectos, en el largo plazo, es contar con la aceptación de las población al desarrollo de las actividades extractivas. Escenarios conflictivos o de alta incertidumbre no favorecen proyectos que requieren de muchos años para desarrollarse.

Reconocer que la modernidad y el combate a la pobreza no vienen de fuera de las comunidades

La protesta amazónica y los medios de comunicación nos han permitido a muchos conocer a líderes sociales como Alberto Pizango, presidente de AIDESEP y a través de sus declaraciones darnos cuenta que la mayoría de quienes habitamos en las ciudades y en la costa peruana no sabemos qué viene sucediendo en la sierra y selva rural. Hace un tiempo, un piurano me decía que eran pocos los habitantes de la ciudad de Piura que conocían qué sucedía en Ayabaca o en Huacambamba, o aquellos que sabían que el departamento era uno de los principales productores de café orgánico de alta calidad, muy apreciado internacionalmente y que es producido por cientos de productores organizados en cooperativas y asociaciones (y que a la vez son ronderos). Éste es un logro en el cual el Estado ha tenido poco que ver. Eso es en Piura, pero existen cientos de experiencias que muestran que la sierra y las comunidades son viables económica, social y ambientalmente si se parte de la construcción de una alianza sólida, basada en el reconocimiento y el respeto, con las poblaciones que en ellas habitan.

Más bien, es una pena que en estos tiempos sea desde el gobierno que nos transmitan la idea que en las comunidades sólo hay atraso, pobreza y que la salvación viene de fuera de ellas. Mas aún, que su superación se relacione únicamente a la extracción y exportación de recursos y que para que esto sea posible, las comunidades deban subordinarse a la voluntad del Estado y de la gran empresa. Sin embargo, gente como Gastón Acurio o el viajero Rafo León, nos vienen ayudando a tener una visión distinta del país y de los peruanos, a revalorizar el trabajo de domesticación de especies de los productores andinos, a apreciar nuestra comida, nuestra tierra y nuestra gente. Todos valen la pena de ser visitados y conocidos para que constatemos que pueden establecerse alianzas entre empresa privada y comunidades en las que ambas ganan.

Fernando Romero Bolaños es licenciado en sociología por la Pontificia Universidad Católica del Perú.